martes, 29 de julio de 2008

La Cassandra.


Los nueve tomitos de la novela Cassandra formaban parte de una de esas empolvadas bibliotecas familiares, la cual fue heredada por la dueña a la enfermera que le brindó los últimos cuidados. Ella de inmediato trató de venderlos, y la mandó a subastar, sin que se presentaran compradores, tiempo después mientras viajaba en taxi me enteré de la existencia de la misma y adquirí la biblioteca completa en un magnífico precio.
Con respecto a la novela, parece que fue muy popular durante los siglos XVII y XVIII. La Fontaine comentó sobre ésta obra, " que era una de las novelas más hermosas de sus época".
He localizado las siguientes ediciones: La de Londres 1652, que al parecer es la primera en inglés fue realizada por Humphrey Moseley, le sigue la de 1676 realizada por Peter Parker, y la de 1725 impresa por J.J. and P. Knapton, D. Mid Winter. En las anteriores se informa al lector que fue escrita originalmente en francés y traducida por Sir Charles Cotterel, maestro de ceremonias de Carlos I y Carlos II. También localicé algunas ediciones en alemán. En todas ellas se advierte al lector, que la obra es una traducción del francés aunque en ninguna se menciona al autor.
En español no he localizado ninguna otra edición, aunque seguramente debe de existir ya que se menciona que esta corresponde a la segunda.
El pie de imprenta de cada uno de los tomos que conforman la obra adquirida, corresponde a lo siguiente: Segunda edición / traducida del francés / impresa por Benito Cano 1798, finaliza con la leyenda Cvm privilegio, sin embargo ninguno de los tomos cuenta con el lugar de impresión,* situación que resulta bastante rara, más si consideramos que de acuerdo a la regla IX del Index Prohibitorum todos los libros que carezcan de autor , impresor, lugar y fecha en que se imprimen se tienen por prohibidos. 1
Por lo que nos lleva a suponer que se trata de un pie de imprenta falso y por lo tanto de una edición apócrifa, que al estar prohibida por el índice entró de contrabando a la Nueva España y se mantuvo en secreto su posesión.


* Es bien conocido que Don Benito Cano tenia su imprenta en Madrid.
1 Novus Index/ Librorvm / Prohibitorvm et Expurgatorvm .../ D. Antonii Zapata / Hispali/ 1632.

Feria del libro antiguo en el Palacio Nacional.


Gran motivo de regocijo nos provocó enterarnos de la iniciativa de la SHCP para realizar por vez primera, una feria de libro antiguo, en el interior de Palacio Nacional. Al amparo del hermoso edificio, del 18 al 27 de julio hasta una veintena de libreros se hicieron presentes ofreciéndonos en esta ocasión ejemplares de gran valía.
Acudió la comunidad de conocidos libreros que suele darse cita en estos eventos, los de la calle de Donceles, los de colonia Roma, tanto los de las calle de Córdoba y Orizaba, como los de la avenida Alvaro Obregón, que si bien tienen sus establecimientos funcionando cotidianamente, en estas ocasiones realizan una selección y sacan a la venta lo más selecto de su acervo mostrándolo en un espacio más amplio y cómodo, también se hicieron presentes los libreros que normalmente encontramos alrededor de la estación del metro Balderas y en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.
Entre las obras que pudimos admirar se encontraba la primera edición de La Historia Antigua de México de Clavijero impresa en italiano (Cesena, 1780), Los Concilios Provinciales, las Gazetas de México del año 1794, gran cantidad de obras de los siglos XVII y XVIII de autores clásicos impresos en Venecia, manuscritos entre los que destacaban algunos de Iturbide, Zaragoza y Maximiliano, así como innumerables primeras ediciones mexicanas del siglo XIX . No faltaron algunos de los hermosos ejemplares que publicó la mítica Editorial Cvltvra a principios del s.XX, así como números atrasados de la revista La Galera y algunas obras raramente vistas como la primera edición de Island of Bali (1937) del chámaco Covarrubias. En fin un evento que nos quitó el sueño y nos permitió otra oportunidad de reencontrarnos nuevamente con los libros.
La feria del Palacio Nacional se convierte en un oasis en el calendario librero, ya que la espera de la feria del MUNAL se hacia demasiado larga. En hora buena.
Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México