viernes, 14 de agosto de 2009

José Zorrilla. Cantos del Trovador. 1854


En 1854 un año antes de que diera inicio la larga estadía de José Zorrilla en nuestro país, se realizó la primera edición mexicana de Cantos del Trovador.
El libro formó parte de la Biblioteca Económica Universal Ilustrada, al parecer la decisión de incluir a Zorrilla en la colección se debe a varias razones, la principal fue la gran fama que gozaba, al punto que se le llegó a considerar como el más grande poeta de habla española vivo, otra causa fue que dentro de lo que hoy llamaríamos el "consejo editorial" de la colección, se encontraba el poeta José Joaquín Pesado uno de sus mayores admiradores. Fue de los primeros que mantuvo relaciones cordiales desde su llegada hasta que fuera nombrado director del Teatro Nacional por Maximiliano. Por su parte, Zorrilla siempre se expresó muy bien de Pesado y destacó su labor como formador de las nuevas generaciones de jóvenes poetas.

Un asunto que no puede pasar desapercibido es que Andrés Boix el impresor de la edición mexicana comparte apellido, con el impresor de la edición príncipe española Ignacio Boix (Madrid, 1840-1841) hecho que seguramente va más allá de una simple coincidencia

La edición mexicana, además de los Cantos del Trovador incluyó las siguientes obras:

Desafío de Diablo, Un testigo de bronce, Vigilias del estío, La azucena silvestre, Un cuento de amores, Ira de Dios-Poema bíblico, Corona poética de la Virgen, Composiciones diversas, Recuerdos y Fantasía.

La adición de los distintos trabajos convierte al libro en una especie de antología, que nos permite conocer de mejor manera los distintos aspectos de su producción.

Sobre la vida del escritor y las motivaciones de su obra, se han escrito incontables y doctos trabajos, sin embargo la mejor explicación nos la ofrece el autor en sus propias palabras:

Levantaré mi voz consoladora
sobre las ruinas en que España llora.
¡ Tierra de Amor! ¡Tesoro de memorias,
Grande opulenta y vencedora de un día
Sembrada de recuerdos y de historias
y hollada asaz por la fortuna impía!
Yo cantare a tus olvidadas glorias
Que en alas de la ardiente poesía
No aspiro á más laurel ni á mas hazaña
Que á una sonrisa de mi dulce España.*

A pesar de las críticas a las que se vio expuesto sobre todo a finales del XIX, José Zorrilla es uno de los autores que mantiene plena actualidad, desde que se representó Don Juan Tenorio asociado a las festividades de muertos en la ciudad de México en 1863, se volvió una tradición, hoy en día, por el mes de noviembre se puede ver programada en carteleras la más famosa de sus obras.

Zorrilla, José. Cantos del Trovador. México. Andrés Boix. 1854. 676 pp. 4to. *
Reyes de la Maza, El Teatro en México durante el Segundo Imperio. México, UNAM, 1959.




lunes, 10 de agosto de 2009

Gabriela Mistral, Lecturas para Mujeres. 1923

Conocedor de los grandes talentos y capacidades de Gabriela Mistral, José Vasconcelos la invita a México para participar en el proyecto educativo bajo su dirección, uno de los frutos obtenidos de esa visita fue el desarrollo de un libro pensado exclusivamente para la mujer.
El prólogo advierte que el libro nace originalmente cuando se trató de realizar una recopilación de lecturas para las alumnas de la escuela que llevaba su nombre. Sabía que la mayoría de sus alumnas no volvería a pisar ninguna aula por eso pretende "darles en esta obra una mínima parte de la cultura universal, que no recibirán completa y que una mujer debe poseer". Con respecto a la justificación de crear un libro de lecturas exclusivo para mujeres, dice la autora: "un mismo libro de lecturas se destina a hombres y mujeres en la enseñanza primaria e industrial . Es extraño: son muy diferentes los asuntos que interesan a niños y niñas. Siempre se sacrifica en la elección de trozos la parte destinada a la mujer"



Lecturas para mujeres se convierte en una proyección de los valores que constituían el ideal femenino del México de los años veinte, lo que lo convierte en un texto de importancia para las personas interesadas en el conocimiento de la época, sobre todo si se considera que se trata de un libro "oficial", que forma parte de un proyecto educativo postrevolucionario.



Sus 395 páginas se encuentran conformadas por las siguientes secciones: El hogar, Maternidad, México y la América Española, Trabajo, Motivos Espirituales, Motivos de Navidad y Naturaleza.
Los hermosos ejemplares, de la primera edición se encuentran encuadernados en pasta dura color granate con el nombre de la autora, título y adornos en relieve en la portada, en la tapa se encuentra el escudo de la UNAM.
A partir de 1923 Lecturas para Mujeres se ha editado en incontables ocasiones fuera y dentro de México, siendo una de las más conocidas la de Editorial Porrúa que ha realizado más de 9 ediciones de la obra.


Mistral, Gabriela. Lecturas para Mujeres. México. Secretaría de Educación. 1923.

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México