martes, 22 de febrero de 2011

Scotus Moralis, México 1727




José  Bernardo de Hogal  llegó a  México  en 1720 como recaudador del Real Erario, un  año después mudó  sus actividades al establecer imprenta  en la calle  nueva de la Monterilla. En 1724 regresó a  España  y  trajo  consigo material tipográfico que le permitió  denominar a su establecimiento como "Imprenta Nueva" adjetivo  que  cambió el 16 de mayo de 1727 cuando  el  Ayuntamiento le  concedió el título de Impresor Mayor de la ciudad
 Ese mismo año realizó  en la Ciudad de México  la segunda edición del libro Scotus Moralis. 1  El  impresor   además de  aportar  su talento en las prensas, se  encargó de  escribir el prólogo, el  cual dedicó  al comisario general de la orden franciscana, no  dejó  pasar  la oportunidad de  elogiar a su   ciudad  adoptiva llamándola  la "nueva Venecia",  al  finalizar el  documento  aprovechó  para declarar   al comisario, que la  impresión  es una manera de pagar  lo  mucho  que le  debe.

La  publicación  de la obra se inscribe como un  argumento que se sumó  al  largo debate en la interpretación escolástica  entre  Dominicos y Franciscanos, disputa  que se  creía agotada  desde el   siglo XIII,  pero   que  fue  retomada entre  otras  causas,  por la  irrupción de América y los  americanos  en el panorama universal . Interrogantes,  en el ámbito geográfico, biológico,  teológico  y  filosófico se convirtieron en nuevos desafíos, pero  sobre  todo en nuevas  oportunidades. Para los  primeros franciscanos  la situación  abre   la  posibilidad de fundar  una  Iglesia  nueva  retomando los  valores del cristianismo  primitivo. Los  pueblos-hospitales de Vasco de Quiroga son  la expresión más acabada de ese impulso.

 En la  Nueva España dominicos,  agustinos y  jesuitas  encabezaron un  movimiento renovador de la escolástica teniendo al doctor Angélico como guía, los  franciscanos  se  situaron al lado del  doctor Sutil.  La  disputa era en apariencia de poca  importancia pero en realidad afectaba los  grandes problemas de la  filosofía y la teología. El  autor  de Scotus Moralis  Fray  Buenaventura  Teulo (1596 1670)  en los  preliminares de su obra, no se anda  con ambigüedades  y   da  inicio  con  el provocador  adagio: Qui  scit Scotum,  scit  Totum

Como huella inequívoca de la disputa entre Duns Escoto y Santo Tomás, subsisten abundantes ejemplares del libro Controverisarun Theologicarum inter Sanctum Tomam  et Scotum  de Juan de Rada  en lo que  fueran las  bibliotecas  conventuales  novohispanas, como su  nombre lo indica  es una  guía  que  establece los  principios  básicos  para el  debate. 





La Iglesia  novohispana enfrentaba luchas  internas a varios niveles, la principal se presentó entre el  clero secular  y  el regular,  el  clero regular  fue perdiendo los importantes  privilegios que le  fueron  concedidos durante el siglo  XVI ligados a  la  necesidad de una  pronta evangelización, en la medida que  cumplieron  su  cometido los privilegios fueron desapareciendo. Al mismo tiempo en el clero regular cada una de las distintas  órdenes  buscaba  el  predominio sobre  las  otras,  de manera  simultánea,  al interior de cada  una de ellas  existía  una   fuerte  lucha por el control   entre criollos  y  peninsulares,2. Por esa razón  el  hecho de publicar  el Scotus  Moralis debe de interpretarse  como un acto de  acercamiento  por  parte del impresor a la Orden Franciscana. Un acto que  que  no se  encuentra  aislado   y  tiene  como mejor  ejemplo  el inusual tiraje  de  3000 ejemplares  de la Regla de N.S.P. S. Francisco  que  realizó Hogal en  su taller en 1725

El impresor llegó a  consolidarse  como  uno  de los más relevantes  de  su  tiempo, su nombre  acompañó la portada de abundantes obras  hasta  1741.  Fue origen,  de una larga   estirpe novohispana dedicada  al arte  tipográfico  destacando en especial los  trabajos  que   elaboró su  viuda.





Aunque no se trata  de un ejemplar raro, el libro cobró  cierta  relevancia cuando    fue  mencionado  por Genaro  Estrada  en sus  200 notas de bibliografía  mexicana,  en la nota  140   afirmó que :

"Los  primeros  anuncios  de  libros en este país, se hallan en La Gazeta de México, cuya  publicación  fue  iniciada en enero de 1728  por  don Juan Francisco  Sahagún  de Arévalo Ladrón  de  Guevara. Abre la lista de estos anuncios de libros El Scotus Moralis  de Fray Buenaventura Theulo."

 Sabemos que el  dato  no es del todo  exacto, la afirmación  la realizó Genaro Estrada  ignorando  la  existencia  de los  seis  números de  la  Gazeta que editó don  Juan Ignacio María Castorena Ursúa    y Goyeneche publicados de enero a junio de 1722. Estos seis  números  son  en realidad la primera publicación periódica  novohispana,  y  también la primera de  las tres  que  ostentaron el  nombre de Gazeta de México.
 De esta  manera   el  primer anuncio de libros   en México apareció   en el Núm.  2 de la  Gazeta correspondiente a febrero de 1722.

"Libros nuevos de México.- Vn tomo de á  folio de Oraciones Evangélicas y un Directorio Espiritual, por el Ilmo. Sr.  M. D. Fr.  Ángel Maldonado, Obispo de Oaxaca.- Vn tratado Theológico, intitulado: Dissertationes Scholasticae de Beatis. Virg. por el R.P. Antonio Peralta, Cathedratico de Prima en el   Colegio de S. Pedro y S. Pablo, de la compañía de Jesús.- Vn libro  manual: Ocupación Angélica  Dolorosa de los mil Ángeles, con San Miguel, Custodios de María SS. desde su concepción , y  en sus Dolores, en  Meditaciones, según la V. M. de Agreda, por el Doctor Don  Juan  Ignacio Castorena y Ursúa, Cathedratico  de Prima de Sagrada escritura. Se hallará  en la Librería del Empedradillo.- Otro libro manual, intitulado : Alientos á la  verdadera confianza, por  el R. P.  Rector  Juan Antonio de Mora.- Otro libro  intitulado : Piscina  Zacatecana, por  el Lic.  D. Juan de Santa María Maraver.-  El pecador arrepentido,  Se vende en  casa de don Francisco Aguirre Odiaga en el empedradillo."







SCOTUS  / MORALIS / PRO CONFESSARIIS / Humili manu expo¦itus /  in quo ea, quæ  Subtilis  Doctor in quatuor Sen-/ tentiarun  Quolibeta  ¦par¦in  docuit,  / interrogatorij forma in¦piciuntur  / OPUS  OMNIBUS / Qui ¦aluti animarum con¦ulunt perotile / Auctore Adm R. P. / F. BONAVENTURA THEULO / de  Velitris  Socio, & A¦sistente /  Generali  Ord, Min. Conu. / (Línea de adorno) / Superiorum  prmi¦¦u, /  VENETIIS  M . DC. LXI.  /  Apud Paulum  Balconium, / (Filete) / Iuxta eius exemplar:  / MEXICI  M. DCC. XXVII.  Apud  Jo¦ephum  Bernardum  de Hogal  Typo- / graphum  maioren   Civitatis.

 8° Port.-v con un gran escudo en madera de la orden de San Francisco. 7  hojas  prels. s.f.  628 pp.


La Universidad Autónoma de Nueva León. tiene un   ejemplar del Scotus Moralis digitalizado y se puede consultar en : http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080044920/1080044920.html


Notas:

1. La primera edición  Venecia : Typis Matthei Leni 1661.
2. Disputa especialmente cruenta al interior de la Provincia  Agustina. No en vano la llamó Rubial García   : "Una  monarquía  Criolla"


Bibliografía.


- Estrada,  Genaro. 200 notas de  bibliografía mexicana, México S.R.E. 1935.
- Kuri Camacho, Ramón. La compañía de Jesús, imágenes e  ideas.  scientia, conditionata, tradición barroca  y  modernidad en la Nueva España,. México, BUAP, 2000
- Medina,  José Toribio. Historia  de la imprenta en los antiguos dominios españoles de  América y Oceanía. Tomo I . Santiago de Chile.  Fondo histórico y bibliográfico J.T.M.  1958.
---------------- ------        La  Imprenta en México (1530-1821)  Tomo. IV. México, UNAM.  1989.
- Gazrta  de México, .No 2,  Febrero de 1722

viernes, 4 de febrero de 2011

El primer libro de Edicones Botas



A  inicio de los años noventa del  siglo pasado, en  casi    todas las  librerías de  viejo del centro de la  ciudad se encontraba   una sección que  ofrecía  toneladas  de libros, publicados   alguna vez   por  Ediciones Botas.
  Ahí era posible  localizar buena parte de los fondos que se habían acumulado desde que la editorial inició actividades. A cambio de un peso  y mucha paciencia se podía adquirir un libro entre una  amplia gama que  comprendía ejemplares  desde los años veinte hasta los setentas, de autores nacionales, extranjeros, clásicos, modernos,  consagrados  y  desconocidos,  todos ellos  mezclados en montañas de libros  que año  con  año  se  fueron reduciendo  hasta  que  terminaron por  desaparecer.

Ediciones Botas  acabó  como  muchas  otras  editoriales, sepultada  en el  más  desolador anonimato, sus días de gloria finalizaron  en la   fosa  común  de las librerías de  viejo, no hubo  discursos, ni   flores,   ni  alguna remembranza,  sus producciones permanecen como las últimas  huellas  de su existencia..

El inicio de la    empresa   se dio  de manera  fortuita  cuando  en 1906 un amigo   le pide   a  Andrés Botas  desde Barcelona, que se encargue  de la venta de  algunas  cajas de libros enviados a México, con las  cuales  había   problemas  con los importadores.1 El Señor  Botas  los  ofrece  en su tabaquería, la facilidad con la que se  vendieron   y el margen de  ganancia lo convenció en  definitiva de transformar   su  negocio   en librería,  Durante los primeros  años  se  dedicó a vender  libros editados en  España, hasta que  finalmente  se   aventuró en la empresa de transformarse  en editor, naciendo la  compañía  que  bautizó con  su apellido. Mas de medio siglo  de  actividad  generó un  catálogo de  alrededor de  tres mil títulos,   convirtiendo  a la editorial  en referente  obligado de la cultura  impresa del siglo XX mexicano.
















Marcas  tipográficas  utilizadas por la  editorial.



De acuerdo a lo que  hemos  indagado   fue hace     cien años   que  apareció el primer    libro  publicado por  ediciones  Botas,  al parecer  se trató   de :   Un crimen  monstruoso en Mazatlán ...   escrito por  P. Buxó el librito   conserva en su portada  un  cierto aire decimonónico, las  hojas  se  encuentran sujetas  con una  grapa de metal,  y   abundan las erratas . especialmente "u"  por "n" rasgos  que  concuerdan  con la candidez  esperada en el primer título de una empresa naciente. En un libro   posterior  impreso  ese  mismo año,  Andrés Pérez  Maderista de  Mariano Azuela , los descuidos de la primera publicación, desaparecieron casi por completo..

El  libro recupera     la investigación para descubrir  al  culpable del asesinato del hacendado Albino Ruiz, el autor  hace  una compilación del trabajo  periodístico llevado  a cabo  con el  fin de  descubrir al  verdadero asesino,  describe  las  amenazas  que  enfrentó durante  sus  investigaciones, finalmente  el hijo de la  victima  al  encontrarse in articulo  mortis aceptó ante  confesor  el parricidio, confirmando de esa manera  las  conclusiones  a las  que anteriormente  había llegado  el periodista.

Ante   la  violencia  que padecemos  en la  actualidad  ese "crimen  monstruoso" no alcanzaría  a  ser  nota de las páginas  interiores de ningún  periódico vecinal, pero  en   aquellos  tiempos  el contenido contaba con   todo el  atractivo de una  extensa nota   roja, tema  ideal  para  asegurar  a esta pionera  publicación    un alto nivel  de  ventas






Nos  aventuramos a considerar que se trata del primer impreso  de Botas al  no localizar  en  ningún registro  disponible  un libro  con fecha  anterior  perteneciente  a la  editorial, adicionalmente notamos  que  en las   últimas  hojas  que  acompañan  al libro, en  dónde se   suelen   colocar los  catálogos de la librería,  no  incluye    ningún publicación  propia.  Como  sabemos,  en cuestión de  primeros  lugares  en  libros  nunca se  puede    ser  definitivo, las afirmaciones  en ese sentido son tan  arriesgadas  como  las predicciones   climáticas,  por  eso rogamos  encarecidamente  a nuestros  benévolos  lectores  si  alguien tiene  conocimiento de la  existencia  de un ejemplar  publicado   por Ediciones  Botas  anterior  a 1911  nos  lo haga saber  para  modificar esta  entrada.


Bibliografía.

Buxó, Ramón P.  Un crimen  monstruoso en Mazatlán ,  México,  Librería de Andrés Botas y MIguel, 1911 , 80 pp.
Zahar   Vergara ,Juana. Historia de las librerías dela  ciudad de México, México, UNAM, CUIB, 1995 *1
Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México