martes, 15 de marzo de 2011

Elvira Gascón, grabadora de girasoles





Entre los elementos  que le otorgan valor a un libro, la  rareza  probablemente sea el menos  definitivo, un  libro es  raro,  siempre  y cuando alguien lo  este  buscando. El ejemplo  más  socorrido para  demostrar tal principio son los libros de poesía, particularmente las ediciones de autor. A  pesar de  ser ediciones  de  tiradas  muy  cortas  no se  les  considera raras   dado el poco   interés  que  despiertan.  Aunque como  es bien  conocido, toda  regla  tiene  sus  excepciones, en este caso, lo que  marca la  diferencia,  es el  talento de la  artista  encargada de las  ilustraciones. El poemario  Girasoles se  compone de 18  poemas  y está   ilustrado por  39  grabados de Elvira  Gascón








Elvira  Gascón nació hace un  siglo  en Almenar, Soria, estudió  seis  años  de pintura en la  Academia de Bellas Artes de San  Fernando en Madrid, entre 1929 y 1935. Durante la  guerra  civil impartió las  clases de dibujo en el Museo de Arqueología, con la derrota  de los  republicanos pasó  a territorio  francés, en ese  mismo año,  1939, se trasladó a México  donde  se casó  con Roberto Fernández Balbuena  también pintor encargado del traslado de las obras pictóricas del museo del Prado hasta Valencia,  cuando las  tropas  franquistas se acercaban a Madrid..
La  pintora trabajó   en México  ilustrando  libros  para  el Fondo de Cultura EconómicaLa  Revista  Mexicana de Cultura, Era, Joaquín Mortiz y  los  periódicos El Nacional, Excélsior  y Novedades  su trabajo  fue reconocido de  inmediato. Al grado de  convertirse  en la  ilustradora preferida  de muchos  escritores, destacando entre ellos  Alfonso Reyes,  se calcula  que  decoró  alrededor de  150 libros. La   crítica se  refirió a su obra   como “Maravillosos  poemas gráficos”.  











Además del  gran  número de  grabados contenidos  en el  libro, destaca   la  variedad  temática  de los  mismos.  Se  identifica la  conocida  inspiración  en   la  Grecia  clásica,  compañera  permanente de   la artista, conviviendo  con  tipos populares  mexicanos, combinación  que  fue posible     gracias  a la gran  libertad  que  ofrece  la  ilustración  de un poemario, 




El  poemario Girasoles fue  una edición de  autor, se tiraron   cincuenta  ejemplares,  a la  autora Isaura  Murguía   se le recuerda  más por  el  guión de la película " Corazones de México" (1945) que por  su  trabajo  como poetisa, sin embargo  tuvo el acierto  de darle  vida a  sus  creaciones  con  el arte  de  Elvira  Gascón


Murguia, Isaura, Girasoles. México. Editorial Centauro. S. A. 1947. 133 pp. Grabados de Elvira  Gascón.


Bibliografía.
.
Hernández de León Portilla, Ascención. España desde México: Vida y  testimonio de trasterrados . Madrid, 2004 Ediciones  Algaba.

lunes, 7 de marzo de 2011

XXIII Feria del libro de ocasión.


A pesar de que  el pasado domingo concluyó la  XXIII Feria del libro de ocasión, no  queremos  dejar pasar el momento para  hacer unos comentarios sobre el evento. La  feria  continua siendo la  mejor oportunidad de adquirir libro antiguo en la ciudad, la sede en donde se llevó a cabo fue nuevamente el Casino Metropolitano  en  la  calle de Tacuba # 15.  La oferta de libros  sigue en aumento,  fue  posible   encontrar  gran  número de  primeras ediciones, así como una buena  oferta para  los  bibliófilos  que  gustan de los siempre atractivos libros  impresos en  los  años  veintes, no  faltaron impresos  europeos del XVIII  y una  variada  selección  de libros mexicanos del XIX, además  se ofrecieron  algunos  ejemplares que  despertaron  gran interés, ya  que  no es  común  verlos  en comercio, observamos  con particular atención  La  Rhetorica  Christiana de Fray  Diego de  Valadés  (Perugia  1579) libro  en muy  buen estado y  con  todas  sus  láminas, otra  pieza que nos pareció interesante fue  uno de los famosos  mapas  de la  firma  Colton,  representando  el territorio de  los   Estados  Unidos  en 1845,  estos atributos   lo  convierten en una  pieza de gran  valor  histórico.
 El  número de   libreros  participantes se  incrementó, así  como la   atención  que   prestaron  los medios tradicionales de  comunicación para  dar  difusión al encuentro. 


 Todos  los años los  organizadores  obsequian  un folleto  que   contiene  una selección de  textos  sobre  la  historia del libro en la  ciudad, y alguna noticia   sobre el trabajo desarrollado por los libreros.
El mensaje de los  organizadores en esta edición  no puede  ser más oportuno  y salió al  paso  sobre algunos  comentarios  en contra  del evento. La  Feria del libro Antiguo y de ocasión se  celebra al mismo tiempo  que la  Feria Internacional de Minería , tal  situación ha  dado pie  a que  algunas personas las  consideren  como competencia. Los   organizadores  mostrando  dotes de pitonisos  se  adelantaron al escribir,    que la  venta de libro antiguo  es  un  acto que  viene a  complementar  la   que  se lleva  en el Palacio de Minería donde se  ofrecen  novedades  editoriales. Sorprende que   algo  tan evidente como la  naturaleza  tan diferente de una  y  otra  feria, pueda ser  motivo de  inquietud  para algunas  personas.

La Coalición de libreros anunció que se van a implementar a partir de este año dos ferias más de libro antiguo en la  ciudad, duplicando  las  que  actualmente existen, una  noticia  que se  recibe  con gran entusiasmo y que de alguna manera muestra el creciente  interés  por la bibliofilia.








Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México