sábado, 1 de mayo de 2010

Aviso al pueblo acerca de su salud, ó tratado de las enfermedades más frecuentes de las gentes del campo. Mr Tissot. 1795


La  referencia   más  clara   que  tenemos en esta  parte del mundo  del  presente  libro   proviene de la  literatura.  En  la novela de Fernández  de Lizardi  El Periquillo Sarniento  se menciona  en repetidas   ocasiones   simple y llanamente  como  el Tissot, el  novelista  contaba  con la seguridad   que  el lector sabría  perfectamente  que se  refería al libro del médico suizo. La fama   y el crecido número  de ejemplares que circularon,   le daban  esa  certeza.

La popularidad de la que  gozó  el  Tissot  se   sustentó  principalmente en  que   no se  trataba de un  texto  destinado a  los  médicos, era  un libro que  suplía la   ausencia de  los mismos . Carencia común en los  pequeños poblados, ranchos  y  villas diseminadas  a lo largo y  ancho del país.

El libro  se divide en  dos partes, en la primera  se  ofrece una  lista de  las  enfermedades con su   descripción, los  síntomas que  presenta el enfermo , las causas  y el  remedio  que se  debe   aplicar   para  su  cura. A cada   uno  de los  remedios  recetados se  le asigna un  número que pude llegar hasta el  106  y  cuya  lista se encuentra  al  final de la primera  parte.
 .
Algunos  otros  capítulos  que  podemos  encontrar  son.
-  La explicación  de las  causas de la  disminución  de los  habitantes  de  Europa
- La  manera de diferenciar  entre  los verdaderos  y  falsos  médicos
- Cosecha  y modo  de  secar y  conservar las   plantas  medicinales  
- Modo  de  hacer el análisis  de aguas 


El traductor Don  Juan Galisteo de Xiorro, menciona  que anexó  un apartado  en el   capítulo XIX  dando la siguiente explicación:

"Mr Tissot escribió en Lausana donde  no  hay alacranes , los  sapos  no  son  venenosos  y  casi no  se encuentran viboras, pero escribiendo  para  los españoles la  omisión de  esos  artículos  sería una falta muy  grande".

Otra  aportación  del traductor la encontramos en el listado  que  hace  de las fuentes de  aguas medicinales en cada  una de las distintas  regiones de España , las  cuales   separa en dos  tipos:
- Sulfureas 
- Marciales o  vitriólicas
















La  segunda parte se denomina Catecismo sobre  las asfixias o muertes aparentes,   se compone  por  dos libros.  En  el primero  se aborda  las  asfixias  y  sus  causas. En el en el segundo la manera  de curarlas.

El  traductor   le  aplica la denominación  de  "catecismo" en el  sentido literal de   la  palabra , como un  medio   de instrucción  en forma de  diálogo  compuesto de  preguntas  y  respuestas.



1
Explicación de la lámina.1
Maquina de Mr Gardanne perfeccionada.
En esta  figura  se representa  toda  la maquina fumigatoria  armada  con  su  fuelle(A) , y unida  por  medio del  tubo (B)  a la pipa (C) :  de suerte  que  cogiendo la maquina  por el extremo (D)  del  fuelle (A) , se pueden executar con ella  quantos movimientos sean necesarios, sin  que  haya que  tocar  a la pipa ,  quando el  tabaco está;  encendido porque  cualquiera  que  entonces  llegase a ella, se  quemaría.
 (E)  Tapa de la pipa. (F) Dos  medios  globos en  forma de embudos para las  cenizas.
(G)  Extremo de latón, donde  entra el  tubo ( F) para la  dirección del  humo  hasta  dentro de los  intestinos
(H) Tubo  fumigatorio 
( I )  Cánula  o  cañoncillo de madera

Entre  los   remedios  para salvar a los ahogados propuestos  en el  libro,  hay  uno  que nos llamó  la  atención.
 Para  que  el paciente  comenzara a  respirar se recomendaba  introducir  humo  de tabaco  por  el  ano  mediante  el  dispositivo que llaman  maquina  del Mr Gardanne ( 1) advierten poner gran cuidado en   evitar  que se  rompa el  extremo introducido al paciente.

 Con  seguridad la posibilidad de verse  sometido a tan  brutal remedio, llevaría al lector   a alejarse de   cualquier cuerpo  de agua.

2
Explicación  de la lámina 2
Modo  de tener la pipa es tal, que  el que  despide el  humo  debe  de coger con  la  mano izquierda la  porción  o  extremo  de  madera  D del  fuelle  A , y  con  la  derecha  la  tapa de  ese  mismo  fuelle  para ponerlo  en acción. La  ventaja  de  esta  postura  es  tener  las manos  bastante  distantes del  hogar, para  no  quemarse, poder  sostener  mejor  la pipa con la mano  izquierda , e  introducir el  humo del tabaco ,  sin  temor de  que  le  trague el que  sopla, ni  de  que  le incomode.
La  fig. 2b de esta misma  estampa representa al  que  frota con la  bayeta al  cuerpo del  ahogado, colocado en la posición  propuesta.

La lectura de  las  obras realizadas durante este   período  proporcionan un gran placer,  presentan  una combinación  fascinante   de  hechos que  nos permiten identificar   en  ellas; por una lado   reminiscencias de  libros  escritos un  par de milenios  atrás  como los  de  Marco Terencio  Varrón,    y  al mismo tiempo es posible   advertir   algunos  asomos    de prácticas y  postulados que un par de  décadas   después incorporaría   Rudolf Virchow a la medicina moderna.


AVISO AL  PUEBLO ACERCA  DE SU  SALUD Ó  TRATADO DE LAS ENFERMEDADES  MAS  FREQUENTES DE LAS GENTES DEL CAMPO. POR MR. TISSOT  DOCTOR Y CATEDRÁTICO  DE  LA  SOCIEDAD  REAL DE LONDRÉS, &; &;. Sexta Edición,  Viuda e Hijo De Marín, Madrid, 1795. Piel  de  época. 8º mayor. Portada - 5 h. - 646 pp. y 3 láminas plegadas. 

9 comentarios:

Alberto Gamarra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto Gamarra dijo...

Saludos desde España, Marco Fabrizio:

Tengo que reconocer ante esta magnifica edición del "Tissot" que uno de mis vicios nunca resueltos han sido los libros de medicina y cirugía de finales de los ss. XVIII-XIX. Además, como el caso que nos ocupa, al tratarse de una obra eminentemente divulgativa sin caer en una jerga técnica demasiado farragosa, su lectura resultará amena e incluso, seguro que en varios pasajes, divertida, tal y como tú mismo reconoces en este post. Espero que sigas desvelándonos los misterios y joyas de tu colección particular.

¡Qué pases muchas páginas!

Galderich dijo...

Marco Fabrizio,

Los libros científicos ahora nos hacen mucha gracia... pero, ¿qué dirán nuestros nietos cuando leerán los nuestros?

Magnífico ejemplar de la medicina popular tan útil como mínimo para tranquilizar a nuestros antepasados ante la falta de médicos cerca para casos de emergencia.

Los grabados, una delicia.

Un abrazo,

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Alberto.

Enorme gusto leerte por aquí.

Aunque no se traten de ediciones raras compartimos la atracción que provocan estos libros, como bien mencionas, es imposible pasar algunas hojas del libro sin que aparezca algo sorprendente.

Gracias por tus amables palabras.

Saludos bibliófilos desde México.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.

Seguro nuestros nietos se reirán y terminaran por compadecernos.


Tienes mucha razón, la aportación principal de los libros era la tranquilidad.

Un abrazo.

lamberto palmart dijo...

Marco Fabrizio, estupendo libro que no conocía, que por el índice que nos muestras da la impresión de ser un completo compendio de las enfermedades más usuales de la época.
Por regla general todos los libros de medicina hasta el periodo que nos señalas, son divertidísimos de leer. Es fácil encontrar títulos de medicina que servían como recetarios al uso. Ya de herencia medieval, como el "Tesoro de los pobres" de Arnau de Vilanova o el "Menor daño de medicina" de Alfonso Chirino, pasando por los de Lobera de Ávila o ya las más tardíamente y de uso propiamente casero "Medicina y Cirugía doméstica" de Felipe Borbón o "Medicina doméstica o tratado completo del método de precaver y tratar las enfermedades.." de Jorge Buchan, que es de la misma época que la obra que citas.

Como verás también en España se tenía la necesidad, en ocasiones, de suplir a los médicos por los libros.

Saludos bibliófilos.

rui dijo...

Caro Marco

Estos ejemplares son siempre muy curiosos. En esto periodo de la Historia de la Medicina, cuasi sin conocimientos científicos, se puede ver como su práctica era una mezcla de magia y de ciencia (mucho más magia que ciencia).
¡Aquí se puede leer prescripciones muchas veces un poco hilarantes, pero con un descriptivo de científico, que nos hacen al menos sonreír!
Pero, como dice Galderich, nuestros nietos se reirán seguramente de muchas cosas que decimos y hicimos… es lo precio del progreso científico.
Lo que hoy es verdad mañana puede ya no lo ser.

Mi felicitaciones por esto hermoso ejemplar.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Estimado Lamberto.

Muchas gracias por el comentario.
Se que este tipo de libros son tu especialidad.
En la novela el "Periquillo Sarniento" Además del Tissot mencionaban al "Buchan" que ahora con tu comentario, ya se con exactitud de que obra se trata.

Saludos bibliófilos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Rui.

Querido amigo, concuerdo contigo, estos curiosos libros le quitan un poco de la aparente solemnidad de la bibliofilia.

Saludos y gracias.

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México