domingo, 23 de diciembre de 2012

Feliz Navidad 2012.


Con motivo  de las  fiestas de  fin de año   quiero compartir   unas  imágenes  publicadas  en    la   revista  France  Illustration,   en un artículo de Étienne Merveille titulado:  El  arte  cristiano  en  China,  Lou  Houng Niem  pintor de la  Virgen. 


La Nativité 

El  pintor Lou  Houng Nien nació en  1914  en la  ciudad de  Shangai,  muy  joven  viajó a Beijing en  donde  ingresó a la Universidad Católica Fu-Jen  para   estudiar  artes, en  1930   recibió  clases del artista   y misionero   belga   Fr Edmund Van  Genechent. Su obra  es un  hermoso  ejemplo de  sincretismo  entre   la pintura  china tradicional y la  temática cristiana.

La Vierge et  l´ enfant



L´Annonciation.

               Ange  Adorateur.


        ¡ Feliz  Navidad !

                                          

France Illustration    No. 166 (1948) 

miércoles, 19 de diciembre de 2012

ANTHROPOS. Revista de la Escuela Nacional de Antropología e Historia, (1947)



En  1947  académicos y estudiantes de la  Escuela Nacional de  Antropología   se unieron a los  integrantes del Taller de  Gráfica  Popular  en uno de los proyectos más entusiastas y posiblemente de los  menos conocidos de  entre cuantos   participaron. Producto de esa  colaboración  surgió  la  revista Anthropos.

Desde el primer  acercamiento es  imposible  no percatarse del esmero puesto   en  todos los  detalles para  ofrecer una publicación de gran  atractivo. En  el número  inaugural     Leopoldo  Méndez  quien ya  gozaba  de merecida  fama  como  artista, colaboró  con la carátula y  veintiún    grabados en   madera y  linóleo,  además,  de  manera  inusual  ofreció como parte de la  revista    un grabado  impreso a  partir del  original titulado "Mitin", todas las viñetas son  obra de   Arturo  García  Bustos,  también  viene  la  reproducción de "Campo de  concentración" de Pablo Picasso,   y una de  las  pocas  fotografías   de  Leopoldo Méndez

En  cuanto  a los  textos  que  forman  la  revista,   son  aportaciones de   especialistas y  de  estudiantes  de la primera  generación  de  egresados de la  ENAH, no  obstante  la  juventud de algunos  colaboradores     se  logró   que la  calidad de los artículos  fuera equiparable   a la calidad de  la parte  gráfica. La  nota  que da   inicio es de Alberto Ruz Lhuillier Problemas del arte  francés  moderno,  Ruz  es recordado   por  ser   quien      descubrió la  tumba de Pakal en 1952, La reconocida  antropóloga    Anne Chapman,    publicaba  una  de  sus   primeras colaboraciones  Antropología  aplicada. Enrique  Juan  Palacios Mendoza  considerado en la a actualidad como el  primer  epigrafista mexicano escribió   Los  pueblos de la  altiplanicie  y  su  expansión  en la  costa  del  golfo mexicano, a  Julio  Cesar  Olivé se  debe Algunos  aspectos de la política  obrera  en México, la  parte    más extensa   la ocupa una entrevista realizada a Leopoldo Méndez, y  para   finalizar Manuel Maldonado  Koerdell, tocó  un   tema de   gran actualidad en ese  momento   Antecedentes del descubrimiento del  hombre de  Tepexpan,   restos que   fueron  descubiertos en  febrero del  1947
  

 Grabado   en linóleo de  Leopoldo Méndez    "El  mitin"  impreso en  original



Grabados utilizados    originalmente en Incidentes melódicos del mundo irracional. (1944)

"Mercado  negro"  Leopoldo  Méndez

La  inundación

Ilustración  para  un  cartel


En la  contraportada  se encuentra un  anuncio de La Estampa Mexicana establecimiento  en  que los  miembros del  TGP ofrecían  sus  creaciones  al público  interesado.  


El  segundo número es tan  rico  como el   primero  en  expresión  gráfica,  y  contenido,  sin  embargo se distingue por poseer  un  carácter más cosmopolita, hay una  fuerte  presencia  de  colaboradores  extranjeros y la  temática  desborda las  fronteras acostumbradas  para  este  tipo  de  publicaciones .

La  principal  aportación  en la parte  gráfica es la creación de  Pompeyo  Audivert,  la  carátula  y veintiún  grabados, que ofrecen una buena muestra de   las diferentes  étapas del artista. Hay  un  retrato de P. Audivert realizado por Ramón  Pontones y para  cerrar,  se  encuentran  cinco  dibujos de  Miguel  Covarrubias  quien  ya  consagrado  en  New  York por su  trabajo en  Vanity Fair,  regresó  a México    para   impartir  clases en la ENAH 

En  cuanto al  contenido es  posible encontrar  los  siguientes  artículos: 

José  Revueltas.  El   lugar del   cine en el  arte. 
Fernando  Jórdan,  Motivos- movimiento  en la  danza de Katherine  Dunhan
Juan  Lozano  Orozco, Aspectos de la propaganda en México
José  Luis  Franco C.  Técnicas de la  alfarería prehispánica
P. Audivert. Modalidades  técnicas del  grabado
Osvaldo  A. Machado Ibn  Jaldun   un precursor  de la  sociología y de la economía política 
Katherine  Dunham.  Notas  sobre la  danza  negra.
Dr. Luis  Recásens Siches. Tentativa de  sociología  basada  en las  diferencias raciales (raza  y  sociología) 
  

Retrato de Pompeyo Audivert por  Ramón Pontones

"Aurora Mexicana"  grabado en metal


"Estampa" grabado  en  madera

"B. Carles Aribau" grabado en  metal




Covarrubias "Lyndi  hop" 




Los  editores fueron  Silvestre  Domeyco   y Jaled Muyaes quien se  hiciera   famoso, entre  otras  cosas,    por   la   colección de  casi   seis mil mascaras  "bailadas" que    reunió  durante  sus  recorridos  a lo largo y ancho del   país.  Su pasión bibliófila lo  llevó a formar tres bibliotecas  y  la  colección más  grande  de grabados de  José Guadalupe  Posada  en México.

La  revista  fue  impresa en  los  Talleres   linotipograficos de B. Costa  Amic,  todo  indica que  solamente   se  editaron  dos  números de Anthropos, se desconoce  la  razón  de  tan  fugaz  existencia.  Si  bien es   complicado  unir  todos  los  elementos   que  permiten  la  creación de  una  revista,  en  ocasiones  resulta  más  difícil mantenerlos por  algún  tiempo así.  
    




Bibliografía
Anthropos.  Revista de la Escuela  Nacional de  Antropología Vol. 1 n.1. México,   Editorial  Anthropos Abril/ Mayo / Junio  1947
Anthropos. Revista de la  Escuela de Nacional  de Antrología  Vol. 1  n. 2.  México, Editorial  Anthropos Julio/ Octubre  1947

martes, 26 de junio de 2012

Boletín gratuito de la "Librería Central" México. Venta de una biblioteca a precios de realización.




Parte  fundamental del  ciclo  que permite  ir formando  nuevas bibliotecas descansa sobre el  inevitable final  de otras, como  si se tratara de un  sacrificio  ritual, la  muerte  de una  biblioteca  abre  la posibilidad  que tiene algunos de sus  libros de florecer   en otro  conjunto. Los  catálogos de libros  son la   síntesis de ese  circuito, por  eso es imposible  no entusiasmarse  al  localizar  alguno, por  más modesto  que sea  su  origen

En este  caso  se  trata de un  boletín  que  repartió    la  "Librería  Central" anunciando la   venta  de una  biblioteca,  obras  antiguas, raras y de gran  mérito  prometía el  encabezado del listado para  añadir  posteriormente que:

Habiendo recibido por   pago, la  Biblioteca  de una  familia  que  tuvo  que  salir  para  Europa ,  no  siendo  nuestro ramo la  venta de libros de ocasión y  teniendo necesidad de local  para mercancías  que  próximamente  recibiremos de  Europa  nos  vemos en el  caso de vender  a precios de realización las obras siguientes:

 La  razón que  justifica  la  venta, supone  que   en  verdad  los precios deberían de  ser  muy  accesibles   Sin  embargo causa un  poco de  curiosidad  lo  que  hay  detrás de  la frase de "Una  familia   que  tuvo  que  salir de Europa" , el  -tuvo  que-,   implica una  salida, urgente  e inevitable  del país,   se puede  pensar  que se trató  de   alguna de las  muchas personas  que  por   razones políticas  se  vieron  forzados  a exiliarse o  de una  familia  que   huía  en los momentos  más  cruentos  de la  Revolución  o posiblemente   fue  un  simple  cambio de   residencia  sin  deberse  a motivos  especiales, la  respuesta  no se conoce, lo  que si se sabe es  que fue una  estrategía    acertada  para  hacer  más  atractiva la publicidad.

Uno de los  hechos   que confirman se  trató efectivamente de un  biblioteca particular es que no existen   ejemplares repetidos en el  listado. 

 El catálogo consta de 470  títulos  y se  encuentra  dividido de acuerdo al  idioma  en  dos partes: libros   en francés y en  español.
La parte francesa ocupa  3  páginas  con 174 títulos 
se  subdivide en:
Agriculture, Droit. Historie. Medecine, Minerie, Arts, Industrie. Romans. Romans Contes  et  Nouvelles illustres,  y Divers.

Las obras  en español se  encuentran  en las restantes   cinco paginas con  296 libros y  se  dividen en:
Agricultura. Artes y Oficios. Derecho, Historia, Utilidad práctica, Medicina, Libros para  los  casados, Literatura y  novelas.  Biblioteca elegante, Obras de diferentes autores, Poesías, Viajes y variedades, Varias  obras.
Es  interesante la  selección de temas utilizados para  ofrecer  la biblioteca,  algunos  son los  acostumbrados    y  otros  no  tanto,   como en el  caso de "Libros  para los  casados" apartado en el  que   se ofrecían:. 
Higiene de los  sexos del Dr. E Monin
Fisiología de la  noche de  bodas  de  A. Paretoner
Guía de  dos  casados de Federico Hollick
  
En  cuanto a los  precios   el rango va  desde los  50  centavos   hasta los  $340.00 





Sobre la "Librería  Central" se  sabe  que además  de dedicarse  a  la  venta de libros, al  igual  que muchos establecimientos  de  su tiempo, contaba  con  su propio   sello editorial. De  su  taller salieron impresos  sencillos como    guías de  forasteros,  planos, guiones  de  obras  teatrales, poemarios y algunas  otras obras  menores  que permanecen  olvidadas,  probablemente el  único libro  publicado por  la editorial  que escapa  de esa condición  sea  el de  Alejandro  Cuevas, Cuentos macabros  (1911), A  partir de los  pies de imprenta  de  sus  publicaciones  se logró  establecer que la librería   estuvo  activa por lo menos   en un  periodo  que  va de    1905  a 1928,    que se encontraba localizada en la  calle  Santa  Clara (1) número  12 y  que   con  el  tiempo el nombre de la librería  aumentó al añadirle el de  sus  propietarios  "J.R.  Garrido y  hermano". supongo que  José  Ricardo a  quien corresponden las  iníciales J.R  debió de ser  el socio  mayoritario, de otra manera es  difícil explicar el  no  haber  utilizado simple y   sencillamente el  nombre de "Garrido  hermanos"





Leer  un listado  con los libros de  ocasión   que se podían  conseguir hace  aproximadamente un  siglo   produce enorme  gusto, pero al mismo  tiempo se convierte  en una dolorosa persecución  de  espejismos.  
En el  presente caso el ejemplar  que  causó   mayor  emoción  localizar   fue el de   Andrés  Manuel  del  Río,  Elementos  de Orictognosia o  del  conocimiento de los  fósiles, dispuesto según los  principios de A.G. Wermer  para  el  uso del Real  Seminario de Minería de México.  (1795) al precio de $1.50.   Independientemente  de  todo lo  que  representan para el amante de los libros,  estos   catálogos  son  documentos que proporcionan  un buen  indicio de la  forma en que se constituían  las  bibliotecas en  ese  tiempos.


(1) Actualmente  Tacuba.

Boletín gratuito de la "Librería Central"  México. Venta  de una  biblioteca  a precios de realización. 8 pp. s.d. 235 X 240 mm.  






viernes, 8 de junio de 2012

COMMENTARIORVM variarúnque resolutionum Iuris ciuilis comunis et Regij. Antonio Gomezio 1562.


El derecho es  el  reconocimiento del fracaso del paraíso.
Ikram Antaki.

En esta  ocasión se  presenta   un ejemplar proveniente del  taller salmantino de  Andreas Portonaris. La  calidad de  sus  impresos  no fue  producto de la casualidad.  Los  Portonaris   contaron  con  una  larga tradición en la actividad, Vicente  Portonaris  originario  del antiguo  marquesado de Montferrara,  fue el primero que  se  vio  atrapado por los  encantos del arte de imprimir. Se  estableció  en Lyon  en  donde  trabajó por  un tiempo como empleado del librero  Baltasar de  Gabiano, hasta  que  en 1506 pudo   editar de manera independiente sus  primeros  libros.  Una  vez que  consolida  su  taller en Lyon,   con  la  participación de  su  familia desarrolla un  negocio  global. Gaspar Portonaris  se  hace  cargo  del primer  taller, Francisco Portonaris  abrió  imprenta  en Venecia,  Domingo hermano de  Vicente, se encargó de fundar  sucursal en   Salamanca;  aunque  el mérito  de convertirla en uno de las imprentas  más importantes  de la  ciudad se  debió fundamentalmente a su  sobrino  Andrés, quien  fuera designado tipógrafo del Rey. Su imprenta  fue  una   de  las primeras  que  dispuso de  tipos griegos  en  España. Por otra  parte  Pedro de Portonaris establecido en   Sevilla  se dedicó a   enviar las producciones  de la imprenta, al otro lado del Atlántico y recibir los pagos  destinados a  su  hermano Andrés.

Es difícil  imaginar  en la  actualidad el largo y  peligroso   periplo  al  que  se veían  sometidos  los  libros que  arribaron a  estas  tierras  durante el  virreinato,  cualquier  ejemplar  que  lograba completar  la travesía    para llegar a  su   destino  se  revestía de cierto  halo  de supervivencia, sí le añadimos haber sorteado con éxito las  numerosas  amenazas que  se  pueden  presentar  durante cuatro  siglos, de alguna  manera   lo hacen un objeto especial. Todas estas circunstancias forman  parte entre  otras muchas causas, del profundo encanto que  producen los libros antiguos.

  En este caso la  información con la  que se cuenta  permite conocer parte  de la  historia del  ejemplar.  El  libro llegó en la  segunda mitad del  siglo XVI  desde  Salamanca hasta  la  recién  fundada  Santa  María de los  Lagos  en la Nueva  Galicia   Al parecer  el primer dueño  fue  Lorenzo Padilla, probablemente el  hijo o  nieto del  homónimo  capitán  Lorenzo Padilla  Dávila  Machicao quien   después de prestar servicio al emperador en Flandes viajó  a la  Nueva  España  donde contrajo matrimonio  con  doña Marina Temiño de  Velasco   hija  del  conquistador  Pedro Pacho y de  doña  Ana Velasco de  Temiño. Se  trasladaron a la Nueva  Galicia   tomaron   parte en la fundación  en 1563 de la  villa de Santa  María de los  Lagos,  hoy  Lagos de  Moreno.  Cumpliendo  cabalmente con el mandato bíblico,   crecieron  y se  multiplicaron   poblando   la tierra. A  tal  grado  que en la actualidad sus numerosos  descendientes  podrían poblar  fácilmente una  pequeña ciudad.  Al parecer  dentro de la  familia  se  acostumbró  que  la   biblioteca  pasara a formar  parte  del patrimonio del  hijo que se  había dedicado a  estudiar.  Bajo este  esquema  fue  posible evitar  el principio que  condena  a   las  bibliotecas a sobrevivir sólo  por tres generaciones en la misma  familia.



Las Resoluciones  eran  obras que aportaban cierta  coherencia  ante  el vasto cuerpo legal formado por el derecho castellano  y las     fuentes de  derecho indiano, tal  abundancia  de normas   provocaba en algunos casos   una enorme  confusión  Los  libros  como el de  Antonio Gómez    podían ser   objeto   de  alguna crítica  por parte de los  expertos, pero  resultaban de  un  pragmatismo  increíble, para  resolver   situaciones  concretas, sobre    todo  si uno se  encontraba  a  miles de   kilómetros de la   metrópoli  tratando de  construir, ante  todos los  desafíos que  presentaba   la  realidad   americana,   una  sociedad    perdurable.    










El destacado catedrático de Salamanca  solicitó  financiamiento a la   universidad para  imprimir sus libros, en respuesta  a sus  gestiones    obtuvo  un  préstamo por   400  ducados   pagadero en un  plazo de  cuatro años,  tras  su  muerte  en 1561 no  había logrado saldar su  deuda con la  institución.
Su  esfuerzo no  fue en  vano, a partir de ésta  primera  edición, fueron numerosas las  que se  realizaron  a lo largo y ancho de Europa durante el siglo XVI , XVII  y  hasta  bien entrado el  siglo XVIII. A pesar de su  gran  difusión, no fue  posible  leerlo en  castellano  hasta  que en 1789 José Marcos  Gutiérrez  abogado de los  reales  consejos, publicó en la imprenta de  Benito Cano  un  compendio de las  Varias  resoluciones de Antonio  Gómez. con la intención de   hacerlo más  accesible  a los  jóvenes  jurisconsultos







Los Commentariorvn Variarúnque se encuentran divididos en tres partes, la primera trata sobre   las  herencias  y se  compone por  once  capítulos.

I   De las  herencias  que se  defieren abintestato
II  De la  sucesión universal por  testamentaria
III De la sustitución vulgar
IV De la  sustitución pupilar
V  De la  sustitución mediante un  fideicomiso
VI De la  sustitución  ejemplar
VII  De la  sustitución  compendiosa
VIII De la  sustitución  breviloque
IX De  la  transmisión  de la  herencia
X  Del derecho de acrecentar
XI  De la  sucesión  contra  el testamento

El segundo  tomo.  De los   contratos.
I    De las  personas  capacitadas  para  contratar.
II  De  los  contratos de compra - venta
III Del arrendamiento y  conducción
IV  De la  donación
V  De la  sociedad
VI Del  contrato de mutuo
VII  Del comodato y el depósito
VIII De los  contratos anónimos
IX  Del  contrato  verbal
X   De los  contratos  sus  obligaciones  y  efectos individuos
XI   De las  cualidades del contrato
XII De los  dos  reos
XIII  De los  fiadores
XIV  De la  restitución de los  menores
XV  De la servidumbre

El  tercer  tomo. De los Delitos
I  De  varios  géneros  y especies de delitos
II Del  crimen de lesa majestad  divina  y humana
III Del  homicidio.
IV De la violencia
V Del  hurto
VI De la injuria
VII Del  crimen de estelionato
VIII Del  destierro
IX De la  captura de  reos
X Cuando el  reo  ha  de  gozar de la  inmunidad eclesiástica  y de la primera  tonsura.
XI De la manera  en que se  formaliza la acusación
XII De la prueba de los  delitos
XIII Del  tormento  y  cuando se debe  usar,
XIV De la  confiscación de los  bienes del delincuente












El mismo  año  en  que se publicó  la  traducción de la obra de  Antonio Gómez   fue aprobada  en la  Asamblea Nacional  Constituyente francesa  la  Declaración de los derechos del  hombre, momento  de   gran importancia dentro de  un proceso  que   generaría    profundas  transformaciones.  La   novedosa   visión  de los  derechos debía   ser  acompañada por una legislación  que  estuviera  acorde con las recientes ideas.     La  fama de la  que  gozó   por siglos  la obra  del  jurisconsulto hispano se desvaneció en unos  cuantos años; sin embargo quedan como  prueba solida  de la  utilidad  que  prestaron sus  escritos,   la copiosa  presencia de ejemplares que  se  encuentran   en  los  fondos de las primeras  bibliotecas de  Hispanoamérica. 








Gomezio  Antonio   1501 - 1561 ?

COMMENTARIORVM  /  Variarúmque    resolutionum Iuris  civi/lis, communis  et  regis...   3 tomos . en un  volumen.  Encuadernación  de  época en pergamino. Lomo  rotulado. Texto a  dos  columnas. 210 x 290 mm. 1a Edición

Tomus primus, De  Testamentis. Salamanca    [1562] , -131, [11] f.  A-P //8,  R//6, A-B//6
Tomus  secundus,  De Contractibus, Salamanca [1562] 122, [6] f. A-O//8, P//10, a//6
Tomus  tertius et; vltimus De  Delictis. Salamanca  [1563] 108. [6] f.  A-M // 8, N-O//6,  +//6




Bibliografía,
Cuesta  Gutiérrez, Luisa., La imprenta en Salamanca avance al estudio de la  tipografía  salmantina  (1480-1944). Salamanca  Universidad de  Salamanca 1960
Mano  González, Marta  de la.  Mercaderes  e  impresores de libros en la  Salamanca del   siglo XVI. 
 Ediciones  de la Universidad de  Salamanca. Salamanca 1998.
Padilla  Origel, Guillermo. Los  orígenes  de los Padilla  Dávila en España y México,
Salinero,Gregorio. (coord)  Mezclado y  Sospechoso: movilidad  e  identidades, México y  España  (siglos XVI-XVIII) Casa de  Velázquez.

martes, 15 de mayo de 2012

In memoriam Carlos Fuentes


En la tarde  al  conectarme  a   internet me encontré  con la  lamentable  noticia  del  fallecimiento de  Carlos Fuentes. Me sentí  un poco sorprendido, ya que por   la mañana  en el periódico    había  leído con  gran gusto la  segunda  parte de   uno  de los  artículos que   publicaba   de vez   en cuando.

  Hace   muchos  años  tuve la oportunidad de  conocer  Carlos   Fuentes,  al verlo  no pude  evitar  saludarlo   y  comentarle   que    había  disfrutado  mucho,  algunos de  sus  artículos y  libros, de inmediato me  preguntó sobre  ellos, La  enorme paciencia del escritor  permitió  que  el comentario se  convirtiera en una  platica que duró   alrededor de  treinta minutos. Al  finalizar  me  dijo: "muchas  personas me  felicitan  por mi obra, pero en realidad  muy pocos  la  han leído;  cuando alguien  que realmente  la  ha leído me   felicita,  es  cuando  cuenta".   A  partir de esa ocasión  se presentaron  algunas  otras oportunidades de volver  a conversar, en una  de ellas  tuvo el  gran detalle de  dedicarme algunos de  sus   libros, que desde  ese  entonces  conservo con gran cariño.
  

En las  próximas horas no  faltaran   sesudos análisis  sobre  su  obra, su    fallecimiento será noticia en los  titulares de todos los   diarios nacionales, se  destacaran  con toda  justicia  las virtudes   que tuvo  como escritor y también, probablemente, se presentaran algunas   voces  criticas..

Personalmente me  quedo  con el  recuerdo  de un ser  generoso, atento, cordial,  dueño  de una erudición   enciclopédica, gran amante de la música, y la fiesta brava,  entendía  a México  como una  parte del mundo y no  como una  excepción, eterno  admirador de la cultura francesa, de la belleza femenina, del  buen  beber  y del  buen comer. La  vida  le  ofreció todo  lo  que  un  hombre  puede  desear  y al mismo tiempo lo  enfrentó al mayor  dolor  que  se  puede  sufrir  en este  mundo.    Descansa en paz  Carlos Fuentes

martes, 8 de mayo de 2012

Contratiempos


En las  últimas semanas se ha  hecho imposible   contar con el  tiempo para darme el  gusto  de visitar  con la frecuencia  acostumbrada   las páginas electrónicas que acostumbro leer, mucho  menos he  tenido   la oportunidad de  actualizar debidamente el  blog. A   los mil y  un motivos que  normalmente me  obligan a posponer tan  gratas  actividades, se   añadió, uno  que  surge como  consecuencia  de   los  imponderables   de la  naturaleza. El  día  20 de marzo nos  sacudió un temblor,   aunque  los  movimientos telúricos  se presentan de manera frecuente en la ciudad, tenía   tiempo  que   no se  sentía uno  tan fuerte. El  Servicio Sismológico   Nacional   determinó  que se trató de uno de 7.4 grados  Richter .  Afortunadamente los  daños estuvieron muy  lejos de los provocados por el sismo del  85, aun  así,  en las  zonas tradicionalmente vulnerables no dejaron de  presentarse algunos  inconvenientes. 






   De las amenazas a las  que se encuentran   expuestas las bibliotecas,  las  inundaciones,  plagas, e  incendios han   sido tratadas  exhaustivamente. Es posible  enterarse sobre las medidas de prevención, igualmente   se encuentran disponibles los protocolos  que hay  que  seguir  para  minimizar  los   daños.  En el  caso de los  temblores se  tiene muy  poco, probablemente se deba a que por una parte  el  fenómeno se ciñe a regiones muy  especificas y  por otra,  normalmente no  hay  términos  medios,  o no causan ningún problema  o se presenta un verdadero desastre,  donde  no  queda  nada  por   hacer,
     Del  pasado evento se comparten algunas  experiencias, esperando   nunca les sea necesario aplicarlas.
La   principal medida  de prevención, es  evidente,  hay que fijar de manera  adecuada  los  libreros. El  anclaje  usado normalmente  había   soportado  los  temblores de  las  ultimas  décadas, es decir  no mayores a siete     grados,  pero no  resistió  uno de mayor  magnitud. Es peligroso   olvidar  -a mí me  pasó-   que  un librero de  2.20 x  .80  m.  puede pesar cuando   menos  media   tonelada,  peso  que  se ve incrementado una  vez  que comienza a moverse.
 Para aumentar  el anclaje se  colocó   una  barra de acero  a  lo  largo  de   la  pared  con el fin de  soportar  y  fijar todos  los libreros  de  una  zona  para  que  actúen como   un único  bloque  al momento del temblor, también  se  pusieron  esquineros  y ménsulas  de  acero con el  fin de evitar el balanceo de adelante  hacia atrás, tratando que permanezcan en todo momento  unidos a la  pared.     Para impedir cualquier desplazamiento  izquierda-derecha se fijaron rectángulos de madera   en cada  una  de las  esquinas  interiores. 

 Es muy  importante levantar  lo más pronto posible  los libros  para  evitar  mayores daños,  es muy  probable  que se  deformen   por  el peso  que  tienen  que  soportar, sobre todo  que muchos de  ellos cayeron de la peor  manera. Al  mismo  tiempo hay que aprovechar  para limpiar  cada  uno del   polvo  y  sobre  todo de los  vidrios o  algunos  otros  materiales.  El  daño  que  sufren  los   libros   va   en  proporción  directa  a  su peso,  mientras  mas  pesados  sean resultan más  afectados, lo  mismo  sucede  con  el  formato.   Se  notó también que  existe  relación  en  cuanto a la  encuadernación, los  libros con   encuadernación  rústica salen mejor librados

Aunque se  cuente  con un  registro de los libros, no siempre   se  actualiza  con la  frecuencia    deseable, por  eso será de  gran ayuda   contar  con  fotografías   recientes de la  biblioteca para  preservar la  disposición acostumbrada. Por alguna  inexplicable   razón  los libros  que  anteriormente  cabían  perfectamente en un librero  ahora  ya no lo  hacen.

Es crucial colocar a la mayor  brevedad  los  libreros en  su sitio original,  de  otra manera mientras  más nos  tardemos, mayor  será  el peligro.  Todo inicia  con  algunos   comentarios  aparentemente inocentes   como:  - Ya viste  que ahora entra  mucha luz-, - pero que  amplio se  ve, sin tanto libro-  y algunas otras frases similares que  asustan más que  cualquier  temblor.






Ya con la tranquilidad de ver reparados la  mayoría de los desperfectos, es posible  encontrar algún  lado positivo, como aprovechar la ocasión  para  hacer que las   necesarias depuraciones del  acervo  no resulten  tan dolorosas. También vale la pena mencionar la  aparición   de algunos libros,  que hacía  tiempo  se les había  perdido  toda   pista.  De  los  pendientes  que  quedan, por  fortuna   no  hay nada   que  no pueda  ser  resuelto  por  un  buen encuadernador.




Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México