viernes, 8 de junio de 2012

COMMENTARIORVM variarúnque resolutionum Iuris ciuilis comunis et Regij. Antonio Gomezio 1562.


El derecho es  el  reconocimiento del fracaso del paraíso.
Ikram Antaki.

En esta  ocasión se  presenta   un ejemplar proveniente del  taller salmantino de  Andreas Portonaris. La  calidad de  sus  impresos  no fue  producto de la casualidad.  Los  Portonaris   contaron  con  una  larga tradición en la actividad, Vicente  Portonaris  originario  del antiguo  marquesado de Montferrara,  fue el primero que  se  vio  atrapado por los  encantos del arte de imprimir. Se  estableció  en Lyon  en  donde  trabajó por  un tiempo como empleado del librero  Baltasar de  Gabiano, hasta  que  en 1506 pudo   editar de manera independiente sus  primeros  libros.  Una  vez que  consolida  su  taller en Lyon,   con  la  participación de  su  familia desarrolla un  negocio  global. Gaspar Portonaris  se  hace  cargo  del primer  taller, Francisco Portonaris  abrió  imprenta  en Venecia,  Domingo hermano de  Vicente, se encargó de fundar  sucursal en   Salamanca;  aunque  el mérito  de convertirla en uno de las imprentas  más importantes  de la  ciudad se  debió fundamentalmente a su  sobrino  Andrés, quien  fuera designado tipógrafo del Rey. Su imprenta  fue  una   de  las primeras  que  dispuso de  tipos griegos  en  España. Por otra  parte  Pedro de Portonaris establecido en   Sevilla  se dedicó a   enviar las producciones  de la imprenta, al otro lado del Atlántico y recibir los pagos  destinados a  su  hermano Andrés.

Es difícil  imaginar  en la  actualidad el largo y  peligroso   periplo  al  que  se veían  sometidos  los  libros que  arribaron a  estas  tierras  durante el  virreinato,  cualquier  ejemplar  que  lograba completar  la travesía    para llegar a  su   destino  se  revestía de cierto  halo  de supervivencia, sí le añadimos haber sorteado con éxito las  numerosas  amenazas que  se  pueden  presentar  durante cuatro  siglos, de alguna  manera   lo hacen un objeto especial. Todas estas circunstancias forman  parte entre  otras muchas causas, del profundo encanto que  producen los libros antiguos.

  En este caso la  información con la  que se cuenta  permite conocer parte  de la  historia del  ejemplar.  El  libro llegó en la  segunda mitad del  siglo XVI  desde  Salamanca hasta  la  recién  fundada  Santa  María de los  Lagos  en la Nueva  Galicia   Al parecer  el primer dueño  fue  Lorenzo Padilla, probablemente el  hijo o  nieto del  homónimo  capitán  Lorenzo Padilla  Dávila  Machicao quien   después de prestar servicio al emperador en Flandes viajó  a la  Nueva  España  donde contrajo matrimonio  con  doña Marina Temiño de  Velasco   hija  del  conquistador  Pedro Pacho y de  doña  Ana Velasco de  Temiño. Se  trasladaron a la Nueva  Galicia   tomaron   parte en la fundación  en 1563 de la  villa de Santa  María de los  Lagos,  hoy  Lagos de  Moreno.  Cumpliendo  cabalmente con el mandato bíblico,   crecieron  y se  multiplicaron   poblando   la tierra. A  tal  grado  que en la actualidad sus numerosos  descendientes  podrían poblar  fácilmente una  pequeña ciudad.  Al parecer  dentro de la  familia  se  acostumbró  que  la   biblioteca  pasara a formar  parte  del patrimonio del  hijo que se  había dedicado a  estudiar.  Bajo este  esquema  fue  posible evitar  el principio que  condena  a   las  bibliotecas a sobrevivir sólo  por tres generaciones en la misma  familia.



Las Resoluciones  eran  obras que aportaban cierta  coherencia  ante  el vasto cuerpo legal formado por el derecho castellano  y las     fuentes de  derecho indiano, tal  abundancia  de normas   provocaba en algunos casos   una enorme  confusión  Los  libros  como el de  Antonio Gómez    podían ser   objeto   de  alguna crítica  por parte de los  expertos, pero  resultaban de  un  pragmatismo  increíble, para  resolver   situaciones  concretas, sobre    todo  si uno se  encontraba  a  miles de   kilómetros de la   metrópoli  tratando de  construir, ante  todos los  desafíos que  presentaba   la  realidad   americana,   una  sociedad    perdurable.    










El destacado catedrático de Salamanca  solicitó  financiamiento a la   universidad para  imprimir sus libros, en respuesta  a sus  gestiones    obtuvo  un  préstamo por   400  ducados   pagadero en un  plazo de  cuatro años,  tras  su  muerte  en 1561 no  había logrado saldar su  deuda con la  institución.
Su  esfuerzo no  fue en  vano, a partir de ésta  primera  edición, fueron numerosas las  que se  realizaron  a lo largo y ancho de Europa durante el siglo XVI , XVII  y  hasta  bien entrado el  siglo XVIII. A pesar de su  gran  difusión, no fue  posible  leerlo en  castellano  hasta  que en 1789 José Marcos  Gutiérrez  abogado de los  reales  consejos, publicó en la imprenta de  Benito Cano  un  compendio de las  Varias  resoluciones de Antonio  Gómez. con la intención de   hacerlo más  accesible  a los  jóvenes  jurisconsultos







Los Commentariorvn Variarúnque se encuentran divididos en tres partes, la primera trata sobre   las  herencias  y se  compone por  once  capítulos.

I   De las  herencias  que se  defieren abintestato
II  De la  sucesión universal por  testamentaria
III De la sustitución vulgar
IV De la  sustitución pupilar
V  De la  sustitución mediante un  fideicomiso
VI De la  sustitución  ejemplar
VII  De la  sustitución  compendiosa
VIII De la  sustitución  breviloque
IX De  la  transmisión  de la  herencia
X  Del derecho de acrecentar
XI  De la  sucesión  contra  el testamento

El segundo  tomo.  De los   contratos.
I    De las  personas  capacitadas  para  contratar.
II  De  los  contratos de compra - venta
III Del arrendamiento y  conducción
IV  De la  donación
V  De la  sociedad
VI Del  contrato de mutuo
VII  Del comodato y el depósito
VIII De los  contratos anónimos
IX  Del  contrato  verbal
X   De los  contratos  sus  obligaciones  y  efectos individuos
XI   De las  cualidades del contrato
XII De los  dos  reos
XIII  De los  fiadores
XIV  De la  restitución de los  menores
XV  De la servidumbre

El  tercer  tomo. De los Delitos
I  De  varios  géneros  y especies de delitos
II Del  crimen de lesa majestad  divina  y humana
III Del  homicidio.
IV De la violencia
V Del  hurto
VI De la injuria
VII Del  crimen de estelionato
VIII Del  destierro
IX De la  captura de  reos
X Cuando el  reo  ha  de  gozar de la  inmunidad eclesiástica  y de la primera  tonsura.
XI De la manera  en que se  formaliza la acusación
XII De la prueba de los  delitos
XIII Del  tormento  y  cuando se debe  usar,
XIV De la  confiscación de los  bienes del delincuente












El mismo  año  en  que se publicó  la  traducción de la obra de  Antonio Gómez   fue aprobada  en la  Asamblea Nacional  Constituyente francesa  la  Declaración de los derechos del  hombre, momento  de   gran importancia dentro de  un proceso  que   generaría    profundas  transformaciones.  La   novedosa   visión  de los  derechos debía   ser  acompañada por una legislación  que  estuviera  acorde con las recientes ideas.     La  fama de la  que  gozó   por siglos  la obra  del  jurisconsulto hispano se desvaneció en unos  cuantos años; sin embargo quedan como  prueba solida  de la  utilidad  que  prestaron sus  escritos,   la copiosa  presencia de ejemplares que  se  encuentran   en  los  fondos de las primeras  bibliotecas de  Hispanoamérica. 








Gomezio  Antonio   1501 - 1561 ?

COMMENTARIORVM  /  Variarúmque    resolutionum Iuris  civi/lis, communis  et  regis...   3 tomos . en un  volumen.  Encuadernación  de  época en pergamino. Lomo  rotulado. Texto a  dos  columnas. 210 x 290 mm. 1a Edición

Tomus primus, De  Testamentis. Salamanca    [1562] , -131, [11] f.  A-P //8,  R//6, A-B//6
Tomus  secundus,  De Contractibus, Salamanca [1562] 122, [6] f. A-O//8, P//10, a//6
Tomus  tertius et; vltimus De  Delictis. Salamanca  [1563] 108. [6] f.  A-M // 8, N-O//6,  +//6




Bibliografía,
Cuesta  Gutiérrez, Luisa., La imprenta en Salamanca avance al estudio de la  tipografía  salmantina  (1480-1944). Salamanca  Universidad de  Salamanca 1960
Mano  González, Marta  de la.  Mercaderes  e  impresores de libros en la  Salamanca del   siglo XVI. 
 Ediciones  de la Universidad de  Salamanca. Salamanca 1998.
Padilla  Origel, Guillermo. Los  orígenes  de los Padilla  Dávila en España y México,
Salinero,Gregorio. (coord)  Mezclado y  Sospechoso: movilidad  e  identidades, México y  España  (siglos XVI-XVIII) Casa de  Velázquez.

26 comentarios:

historiamex dijo...

Siempre disfruto de la lectura de estas notas. Son entretenidas, e ilustrativas; espero haya muchas más.
Una correción muy menor: contrariamente a lo que se cree, en el derecho hispánico los bienes de los padres se repartían a partes iguales entre los hijos. Lo más que podía hacer el testador era una "mejora" de no más del tercio neto de los bienes sobrantes, en favor de alguno de sus descendientes. Para evitar la dispersión del patrimonio era necesario fundar un mayorazgo, lo cual era complicado y costoso. Pocos lo hacían
Cordialmente
Felipe Castro

Marco Fabrizio dijo...

Estimado Felipe.

Muchas gracias por tu comentario y la oportuna aclaración, con respecto a la sucesión, las correcciones que nos hacen favor de anotar,siempre son muy bien recibidas y me ayudan a corregir la entrada

El libro que menciono, formó parte de una biblioteca que permaneció sin mayores cambios durante más de tres siglos. La razón de esa inusual continuidad era explicada en base a que logró escapar al modelo de sucesión, que de manera errónea suponía era el acostumbrado.

Gracias a tu aportación, ahora va a ser posible pensar en otras causas que puedan explicar esa permanencia.

Saludos cordiales

rui dijo...

Excelente artigo!

Um livro com uma excelente composição tipográfica a duas colunas com um frontispicio de boa qualidade.
(Gostei muito das capitulares com os motivos zoomórficos).

Mas o que mais me deliciou foi ler a tua descrição - é sempre um enorme prazer acompanhar a forma simples, mas erudita, como nos “mostras” os treus livros!

Um abraço

Marco Fabrizio dijo...

Caro Rui.

Me alegra mucho que te haya gustado el libro, y la entrada.
Las capitulares del libro me parecen muy curiosas; no dudaría que las pusieran para con la finalidad de distraer un poco a los sufridos lectores.

Muchas gracias por tu comentario

Te mando un abrazo

bibliotranstornado dijo...

Querido Marco: yo tengo una edición posterior, de éste libro, pero tu ejemplar y descripción del mismo son superiores al mío con diferencia.

Abrazos

Bach dijo...

¡Precioso libro! Y el comentario, como siempre, muy interesante.
Por cierto, que el mayorazgo no era tan extraño en esos siglos, sobre todo en familias de la nobleza. En Aragón y País Vasco era lo habitual.
Un abrazo.
Alfonso.

Sir Dagda dijo...

Hola. Soy descendiente directo por 3 veces del mencionado Lorenzo Padilla Dávila, hijo del capitán Diego Padilla-Dávila y Temiño de Velasco, quien a su vez fue hijo de Don Lorenzo de Padilla Dávila y Machicao. Me interesa saber dónde sacas estos libros. Y si tienes este a la venda, me parecería fenomenal. Además me interesaría saber si tienes una prueba un poco más palpable de que perteneció a Lorenzo Padilla. Saludos y felicidades por tener tan fina pieza de historia.

Marco Fabrizio dijo...

Estimado B.T.

De manera inexplicable no había visto esa entrada en tu blog. Me hubiera servido mucho como referencia. Me gustó mucho la mención que haces sobre el cap. XIII del T. III ¨"Sobre el tormento" Una de las secciones más atractivas de la obra.

Muchas gracias por tu comentario un fuerte abrazo.

Marco Fabrizio dijo...

Bach.

Muchas gracias por el comentario y la información que nos compartes.

Espero encontrar más datos con respecto a este caso en particular, de lo poco que se sabe, gran parte se debe a la tradición oral.

Un fuerte abrazo

Marco Fabrizio dijo...

Sir Daga.

Es un verdadero placer leer su comentario.

A partir del excelente estudio genealógico que realizó Guillermo Padilla Origel, "Los orígenes de los Padilla en España y México" nos fue posible a muchos de los interesados llenar algunos pequeños huecos y al mismo tiempo descubrir datos de gran importancia que representaban enormes lagunas de las que no se sabía nada.
Miles de descendientes de la familia pudimos armar parte de nuestra historia.

Ningún libro de los que se muestran se encuentran a la venta y mucho menos el presente, su verdadero valor es sentimental.El único propósito de la página ´es el de divulgación. gracias a las nuevas maneras de comunicarse es posible que se den encuentros, hasta hace muy poco impensables.

Como se menciona en el texto, de acuerdo a las fechas se cree que existe la posibilidad que perteneciera a algunas de las personas citadas, sin tener la absoluta seguridad. Lo que sí se sabe con certeza es que la biblioteca de la que formó parte el libro perteneció a la familia Padilla por siglos y se mantuvo como una unidad hasta hace muy pocos años.

Saludos fraternales

Sir Dagda dijo...

Bueno. Si el libro es tuyo, espero que lo cuides como a tu hijo. Para que los Padilla tengan su pedacito de historia. Si encuentras una firma de Lorenzo o algo así, no dudes en decirme. Soy originario de un pueblo cercano a Lagos de Moreno, vivo en Unión de San Antonio, donde supuestamente está la mata de los Padilla en la hacienda "La Soledad" hoy casi en ruinas debido a que la vendieron a alguien que no le tenía aprecio a la Hacienda. Saludos, lo que se te ofrezca sobre el tema, házmelo saber.

Marco Fabrizio dijo...

Sir Daga.

Me voy a a asegurar de que el libro permanezca lo mejor posible. Mi bisabuelo nació en la Uníón de San Antonio (Jacona) al igual que su padre y su abuelo.
Gracias por tu amable ofrecimiento seguramente te molestaré en el futuro.

Saludos y gracias

Sir Dagda dijo...

Amigo, creo que somos muy parientes. Tu bisabuelo como se llamaba?. Mi abuelo, mi bisabuelo, mi tatarabuelo, hasta 1600 mas o menos nacieron ahí. Le dicen Jacona, pero Jacona es de la familia Pérez. La Soledad es mejor conocida ahora como Jacona o como Nostanejo. Mis bisabuelos son Silviano e Ygnacio. Saludos.

Marco Fabrizio dijo...

Sir Daga.

Paerece que sí.

Mi bisabuelo se llamó Miguel Eduardo Padilla Moreno nació en 1862 fue hijo de Cayetano Padilla Y Mauricia Moreno,y a su vez nieto de José María Padilla y María Ana Martín del Campo...

Si deseas enviarme tu correo podemos intercambiar más datos.

Saludos.

Sir Dagda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sir Dagda dijo...

En efecto, José María Padilla Hurtado se casó 2 veces. La primera con Juaquina Mtn. del Campo y la segunda con Ana María Mtn. del Campo. Entre un familiar y yo rescatamos copias fotostáticas de las actas matrimoniales. Por si te interesa. También tenemos la de José María Padilla con Rosalia Hurtado.

Marco Fabrizio dijo...

¡Qué maravilla!
Te contacto en tu correo.

Victor Gayol dijo...

Al igual que a mi querido Felipe, me encanta leerte. La entrada es estupenda, el ejemplar que nos muestras mucho más. Pero la historia que se empezó a tejer entre los comentarios.... no tiene precio.

Victor Gayol dijo...

Al igual que a mi querido Felipe, me encanta leerte. La entrada es estupenda, el ejemplar que nos muestras mucho más. Pero la historia que se empezó a tejer entre los comentarios.... no tiene precio.

Marco Fabrizio dijo...

Victor.

Muchas gracias por tus amables palabras. Yo sigo sorprendido.

Saludos

Urzay dijo...

Las ediciones salmantinas del siglo XVI son siempre un lujo, y en este caso además mayor, tratándose de una publicación jurídica, con lo que representó la escuela de Salamanca en aquella época. Si además tiene un vínculo familiar, no se puede pedir más. Me ha gustado mucho el libro, Marco, pero más si cabe lo que voy viendo en los comentarios.
Un abrazo

Marco Fabrizio dijo...

Estimado Urzay.

Al escribir la entrada me parecía necesario agregar algo sobre la extraordinaria aportación de la Escuela de Salamanca.
El formato del blog obliga a ser muy breve, por lo que agradezco la mención que haces, nos sirve para recordar que se trató un de momento brillante, que desgraciadamente no siempre ha sido valorado en su exacta dimensión.

Un fuerte abrazo

Galderich dijo...

Estimado Marco Fabrizio,

Quería comentar las virtudes del libro, que son muchas, desde su estética, tipografía, xilografias (para distraer al lector de tan ardua lectura)... pero sobretodo su origen que es lo que distingue este ejemplar de otros muchos.

A pesar de ello los comentarios posteriores han mejorado el apunte con aportaciones que pasan del libro a las personas lo que lo humanizan más de lo que podíamos preveer.

En fin, que tengais un buen reencuentro y como siempre digo: internet no tiene límites.

Marco Fabrizio dijo...

Estimado Galderich.

En verdad que internet no tiene limites, cuando pensamos que ya hemos visto todo, vuelve a sorprendernos.

Un abrazo.

Infernan dijo...

Excelente texto. Te felicito por la labor tan loable que está realizando en este blog

Marco Fabrizio dijo...

Infernan.

Muchísimas gracias por tus palabras.

Saludos

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México