viernes, 7 de noviembre de 2008

VOCABULARIO EN LENGUA ZAPOTECA , Fray Juan de Cordova. 1578


La vida de Fray Juan de Córdoba parece sacada de una novela. Nació en 1503 en la ciudad del mismo nombre en España, después de haber estudiado latín se dedicó a la milicia. Sirvio en Flandes y Alemania al Emperador Carlos V, llegando a ser alférez. Pasó a la Nueva España con el mismo grado y siguió a Francisco Coronado en la tortuosa expedición a Cíbola en 1540. A su regreso de manera sorpresiva ingresó a la orden de Santo Domingo. Una vez ordenado sacerdote fue enviado a la ciudad de Oaxaca y posteriormente al poblado de Tlacuechahuaya. Por sus cualidades fue nombrado procurador a Roma y España, hizo dos viajes a Europa en busca de religiosos. Regresó a Tlacuechahuaya con el cargo de prior, dando en ese lugar termino a sus obras, murió casi centenario el año de 1595.

Además del Vocabulario que nos ocupa, escribió y publicó el mismo año 1578 El Arte en lengua Zapoteca... Libro en el que ofrece información sobre las antiguas costumbres, el calendario y los numerosos agüeros utilizados por los zapotecas.




Con respecto al Vocabulario es obra tan escasa que la portada no fue reproducida en la obra de Garcia Icazbalceta por no haber localizado algún ejemplar que la poseyera. La portada tiene una estampa de Santo Domingo, la misma que apareció en la Doctrina Zapoteca de Fray Pedro de Feria (Pedro Ocharte 1567) Es un libro en 4o tiene 21 hojas preliminares incluida la portada y 430 folios numerados y uno sin numerar que contiene el colofón. Escrito en letra romana.

De su gran extensión el autor esgrime dos razones para explicar el que sea tan copioso y mayor que otros vocabularios:
la primera es " que unos mismos vocablos se hallan puestos en diversos lugares porque sirven para todo, y así en todas partes que se hallen. La segunda Por que estos indios zapotecos, aún a las cosas que nunca gente les aplicara nombres se los dan ellos v. g. Quien ha visto dar nombre a los diferentes tañidos de las campanas o lo que dizque dicen cuando suenan, y lo que hace la culebra cuando anda, y la carreta cuando anda y a los latidos y pulsos del corazón , y al hervor de la olla y a otras cosas ansi semejantes aún a los actos que hacen las aves y animales , y a las demás cosas inanimadas y a las que hazen los instrumentos con que hazemos algo , para todo hallan nombres e interjecciones conquelas explicar."
Se imprimió con licencia Del Virrey Don Martín Espinoza y se mandó tasar a razón de diez maravedies cada pliego de los 112 que tiene cada libro. Resultando que el precio al lector fue de 4 pesos y un tomin.

4 comentarios:

Arin B.R. dijo...

es muy interesante. me quede con ganas de leer màs sobre este tratado ¿sabes dònde puedo conseguirlo?
enrte otras cosas, me nacio una duda ¿por què darle nombre a cosas que otros idiomas no le otorgan? un amigo que trabaja en estados unidos conocio a varias personas de Oaxaca y me contaba que ellos tienen una gran habilidad para aprender idiomas, como el inglès...seguramente esto se debe a su educaciòn de la lengua natal.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Antes que nada gracias por tu comentario. Existe una edición que realizó el INAH en los años 80´s, creo que en 1984 donde reproduce el libro en edición facsimilar. Es probable que lo encuentres en algunas librerías de viejo o incluso en la librerías del INAH.
Tienes razón, resulta asombroso ese rasgo del pueblo Zapoteco, confirma lo que dicen algunos estudiosos que cada lengua es una manera de interpretar el universo. Lo que comentas de la habilidad de los Oaxaqueños es muy cierto. Es tal la diversidad de lenguas que se hablan en el estado que lo más natural resulta ser multilingüe. Saludos.

Pedro Damián Martínez Castillo dijo...

Que tal, estuve revisando la información que se ha publicado en este espacio sobre el monumental libro del P. Córdova y tan sólo quería referir la feliz noticia de la reimpresión facsimilar de la edición del vocabulario zapoteca editada por la SEP y el INAH, en 1942, con una introducción y notas de Wigberto Jiménez Moreno, por el INAH - CONACULTA - y la Editorial Calamus, México, 2012. Se agradece a esas instituciones el rescate y el interés por ese material, tan indispensable para el conocimiento de la lengua y la cultura zapoteca, del siglo XVI, y que pone al alcance del público, de nuevo,tan importante, rara y hermosa obra incunable novohispana. Les informo que muy probablemente encuentren este hermoso libro en las librerias EDUCAL, del CONACULTA, o la librería del INAH de su ciudad.
Pedro Damián Martínez Castillo, Universidad de Guadalajara.

Marco Fabrizio dijo...

De verdad que es una feliz noticia. Muchas gracias por compartir la información

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México