sábado, 8 de enero de 2011

Tristísimos recuerdos de Antonio Montes matador de toros, muerto en México en 1907

A   Galderich  que  contagia a  través de la  red  su pasión por las  hojas  volantes.




Uno de los  sucesos  que  acaparó  la  atención  durante  1907  fue la muerte del torero Antonio  Montes, la  pérdida   de un  torero siempre es noticia  destacada, pero la del torero andaluz  fue excepcional, sobre  todo  por las trágicas circunstancias que se  presentaron alrededor de su fallecimiento. El mal  fario apareció  desde  el momento en  que  conoció el  encierro, al ver al toro  "Matajaca" de  la ganadería  de Tepeyahualco  presintió lo peor, siendo confirmados  sus  temores cuando el sorteo determinó que era    uno de los  toros  del  lote que le tocaría lidiar   la tarde  del domingo 13 de enero de 1907.

Como si se tratara de un guion, "Matajaca"  asestó mortal cornada  que  cuatro días después cobraría la  vida del  trianero, dándole tiempo suficiente para redactar su testamento y dar a conocer el deseo de ser enterrado en España. 1

 Mientras lo velaban en el Panteón  Español cayeron los  cirios  que  resguardaban el  féretro, provocando un  gran incendio, que causó daños terribles al  cuerpo,  el cadáver calcinado  del  torero   no encontraría  reposo sin   sufrir  un nuevo percance,  durante las maniobras de embarque los  restos   se precipitaron al  mar,   hecho  que  se  convirtió  en el  último eslabón  de desafortunados   eventos  que  le  otorgaron   a la  muerte  del torero una dimensión  trágica.

Historia  tan desafortunada  ofreció el  material  idóneo   para convertirse   en noticia de  hoja  volante, y   nadie  mejor  preparado para llevarla a la  imprenta que Antonio Vanegas  Arroyo, quien de inmediato elaboró  una  serie  destinada a  difundir el suceso. Se realizaron  dos  versiones de Tristísimos  recuerdos  y   una  más denominada  El cadáver de Antonio Montes convertido en carbón,  la ilustración  de los mismos  se encargó  a José  Guadalupe  Posada, quien  siempre encontró en  los  temas  taurinos   inspiración  para  su trabajo. Se  vendió   por los   agentes de la imprenta  a lo largo  y ancho de la república en uno y dos  centavos.



  1 La  crónica  detallada de  los  infortunios de Antonio Montes se puede  consultar  en:  La Aldea de Tauro 

Tristísimos  recuerdos de Antonio  Montes matador de toros, muerto en México en 1907. México. Imprenta de  Vanegas  Arroyo. 1908,  grabado en  zinc. de J.G. Posadas.

18 comentarios:

Galderich dijo...

¡Vaya impreso que nos presentas con ilustración de Posada!

La historia además de verídica es genial (la realidad supera la ficción) pero el tema del jilguero también es muy bueno. Hay que aprovechar papel y un extra siempre es bueno.

Gracias por la dedicatoria pero que conste que todos los bibliòfilos internautas que conozco (y a este paso ya son muchos) somos unos locos de los papeles efímeros. ¿Quizá porque internet tambien puede ser efímera?

Un fuerte abrazo.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.

Seguro que el corrido del jilguero, se incluyó por ser el que encajaba mejor en el espacio sobrante.

Sé que la pasión por los papeles efímeros es compartida, pero tu entusiasmo es inspirador.

Un abrazo.

Alberto Gamarra dijo...

Estimado Marco:

Gracias por descubrirnos este curioso y "precioso" impreso. Yo también me declaro seguido del género efímero.

Un cordial saludo desde el otro lado del charco, jaja.

Galderich dijo...

Marco Fabrizio,

Por cierto, consultando el libro que tengo de Posada con introducción de Diego Rivera (facsímil, of course!) reproduce otro grabado de cogida de toro, en este caso "Cogida y muerte de Timoteo Rodríguez"

Diego Mallén dijo...

¡¡A todos los bibliófilos nos gustan los pliegos y papeles volantes más que a un tonto un lápiz!!

¡¡Pliego hermosísimo, enhorabuena!!

Al verlo me recuerda una hoja volante también mexicana: "Legítimos versos De Lino Zamora Traidos del Real de Zacatecas".

Abrazos!!

Bach dijo...

Querido Marco: ¿Estas seguro que no es un guión de los Hermanos Marx?. A veces estos modestos impresos tienen mas interés que obras con mas pretensiones. ¡Gracias por el buen rato!
Un abrazo.

Urzay dijo...

Vaya cadena de despropósitos. ¡Y encima (para los supersticiosos) era día 13!
Un abrazo.

rui dijo...

Estimado Marco

Com este texto notável, em que contas o infortúnio da morte de António Montes, mostras uma outra faceta que já nos deras a conhecer num post anterior – a tua paixão pelos touros! (Que eu igualmente partilho).

Quanto a estas folhas volantes, são por demais apetecíveis e curiosas, pela sua simplicidade e cunho popular, pelo que o gosto de as estudar e coleccionar pode mesmo, pelo seu conteúdo, igualar ou até ultrapassar, o prazer de possuir grandes obras em belas encadernações.

Qual não é o prazer de descobrir alguns destes impressos dentro de um livro que por lá ficou escondido … infelizmente isso raramente acontece hoje em dia, pois que os livros são bem vasculhados pelos seus vendedores!

Um grande abraço
(Desculpa o português, mas receei não me explicar bem em espanhol)

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Estimado Alberto.


Muchas gracia por tu comentario.
Galderich tiene razón somos unos locos del los papeles efímeros.

¡Un abrazo hasta Burgos!

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.

Muchas gracias por el dato.

El grabado de Timoteo Rodríguez, ¡no lo conocía!

Vamos a ponerlo en la lista de deseos (poca veces cumplidos).

Saludos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Diego.

Los versos de Lino Zamora, salieron de la misma imprenta.
¡Muy buen ojo, como siempre!

Esa hoja la he visto solamente en catálogos, se ve muy atractiva.

Un abrazo

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Estimado Bach.

Completamente de acuerdo ,bien podrían ser de los hermanos Marx o de André Breton...


¡Qué bueno que te gustaron!
Saludos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Urzay.

Muy buen punto, sobre todo, si atendemos a lo que se dice: que no hay torero que no sea supersticioso.

Saludos

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Caro Ruy.

Mi comprensión del portugués ha mejorado mucho, y tal mejora la debo principalmente a la lectura de tu blog. lo cual me da mucho gusto.
Me gustan los toros, pero en realidad soy un mal aficionado y desconozco casi todo, sin embargo las hojas populares de tema taurino me apasionan.

Muchas gracias por tu comentario, te mando un fuerte abrazo

bibliotranstornado dijo...

No he podido evitar reirme al mismo tiempo que pensaba que estaba haciendo algo malo, ¡pero es que le pasó de todo!

La realidad supera a la ficción y en humor negro se cumple mucho más.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Biblio Transtornado.

La verdad es que parece chiste ¡Pobre! No quiero imaginarme en que estado llegarían los restos, con tanto percance y después de la larga travesía.

Saludos bibliófilos.

Diego Mallén dijo...

Estimado Marco Fabrizio:

En efecto, el pliego de Lino Zamora que tengo tiene el mismo pie de imprenta, en concreto dice: "Imp. de Antonio Vanegas Arroyo, 22. de Sta Teresa No. 43. México".

debe ser de la misma época.

Abrazos,

Diego.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Querido Diego.

Es una hoja volante nada común, Esperemos verla en alguna próxima entrada.

Un abrazo

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México