martes, 28 de julio de 2009

Report of the United States and Mexican Boundary Survey. Emory Willian H. 1857.

Con la firma del tratado de Guadalupe Hidalgo el 2 de febrero de 1848, finalizó la guerra de intervención estadounidense, en el artículo V de dicho tratado quedaron establecidos los nuevos limites entre las dos naciones. México perdía el territorio que actualmente ocupan Texas, Nuevo México, Arizona, Nevada, Colorado, California parte de Utah y Wyoming una superficie de alrededor de 2,300,000 Km2. El gobierno de Estados Unidos de inmediato mandó una expedición que reconociera el magnifico botín.
Los resultados de la investigación se publicaron en tres volumenes, al finalizar la impresión del primero, el costo de la investigación y publicación habían superado los cien mil dolares, tal situación provocó que se limitara el número de ejemplares de los tomos segundo y tercero.



La investigación contenida en el libro es de una extensión admirable, geografía, antropología, botánica, paleontología, zoología (ictiología, ornitología) son las ciencias a las que acuden los investigadores para presentar un trabajo profesional que permite mostrar una descripción detallada del territorio.

El libro da comienzo exponiendo el principal argumento utilizado antes y después de la invasión para justificar el despojo: " Los territorios del norte de México están pobremente desarrollados y escasamente poblados" en el libro se les denomina territorios de bárbaros; sin embargo el argumento no logra sostenerse, ya que la información generada por la propia investigación da cuenta del la abundancia de poblados, muchos de ellos establecidos desde la época virreinal, otro punto a destacar es que la geografía había sido durante ese tiempo completamente bautizada con nombres de origen hispano, no solamente las ciudades sino los ríos, montañas , valles y cañones, tal situación nos da una mejor idea de la extensión e historia de los asentamientos mexicanos en el territorio. A pesar de la sustitución continua de nombres, en la actualidad muchos perduran como fiel testimonio de su pasado mexicano.

El crecimiento natural de la población mexicana en el septentrión no fue suficiente para contrarestar las inmensas oleadas de inmigrantes estadounidenses y muy pronto se convirtieron en minoría. En lo relacionado con la población indígena se impuso la política de "Little Big Horn", al cabo de unos cuantos años la población casi fue exterminada.


























Una de las características más destacadas del libro, es la gran cantidad de ilustraciones con las que cuenta: litografías, grabados en madera, grabados en acero, grabados en cobre y numeroso mapas. Tal situación lo ha convertido en presa de los mercenarios del papel que se dedican a mutilar criminalmente libros de colecciones públicas y privadas para surtir a los ávidos coleccionistas.
Por fortuna mi ejemplar se encuentra completo y en buenas condiciones, a pesar de haber sido adquirido en un puesto en la vía pública.


No cabe duda que la historia siempre nos tiene reservadas increíbles sorpresas, han transcurrido tan sólo 161 años de la firma del tratado y ahora los mexicanos están a punto de convertirse nuevamente en mayoría en algunos de los territorios que formaron parte de México y el idioma español continua con su marcha imparable, actualmente es la lengua más hablada en Estados Unidos después del Inglés.


Emory, Willian H. Report of the United States and Mexican Boundary Survey , Washington, Cornelius Wendell, 1857. Volumen I. Part. I pp. XVI+errata,258. Part. II. VIII, 174.

10 comentarios:

Galderich dijo...

¡Qué maravilla y cómo para imponerse se utilizó la imprenta de esta manera!
Dices muy bien que estos libros son muy raros completos porque cuando el libro tenía una consideració baja las litografias se utilizaban para decorar, sobretodo si eran de este tipo... Lo peor de todo es que aún pasa...

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.
Tienes mucha razón, increíblemente la mutilación de libros continúa sucediendo con mucha frecuencia. He tenido la mala experiencia de conocer libreros que no se cansan de pregonar "su amor por los libros" y al mismo tiempo destruyen obras invaluables para aumentar las ganancias, sin el menor remordimiento.
Saludos.

rui dijo...

¡Libro maravilloso libro sobretodo por sus ilustraciones!
Tuviste la fortuna de adquirir un ejemplar bien completo y curiosamente en un puesto en la vía pública.
Estos tipos de libros son raros en esto estado por lo tanto la mayoría de ellos no tienen los grabados o los mapas... ¡es más provechoso para el librero los vender separados!
Lo mismo ocurre en Portugal, muchos grabados en venta, pero los libros completos…
Saludos

gnuTrade dijo...

Hace un tiempo me toco investigar sobre libros entre el 1800 y 1900 en Chile, y vaya que es dificil encontrar ejemplares como este. Sin duda un acierto ;)

Muchos saludos!

gnuTrade

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Estimado Rui.
Cuando estaba buscando información sobre el libro la mayoría de lo que encontré fueron anuncios de algunas de las litografías o mapas.
Al parecer es un mal que se encuentra bastante generalizado,la única solución es no comprar ningún material de ese tipo.
Gracias y saludos bibliófilos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Gnu Trade.
Antes que nada, muchas gracias por tus comentarios.
Dicen por ahí que no hay torero sin suerte, yo creo que pasa algo muy similar con los libros.


Saludos bibliofilos.

DIEGO MALLÉN dijo...

Amigo Marco Fabrizio: libro extraordinario por muchos motivos.

Por su rareza bibliográfica y también por ser testimonio impreso del expolio cometido por la "civilizada" nación americana sobre una tierras que, -ellos en su ignorancia supina, intereseda y ambiciosa-, debieron calificar de ·"terra incognita". (Después de trabajar 30 años en una compañía americana admiro muchas cosas de ellos, pero el afán imperialista de sus antepasados en el XIX es algo que no solo los mexicanos lleváis mal, también los españoles: basta recordar las "jugadas" que nos hizo el Tío Sam, en Cuba, Filipinas, et. etc.)


¡Así se escribe la historia! Pero como bien dices y como dice el Fígaro de Mozart: "Ah! la vendetta e un piacere servati a sagi...".

¡Y sabia es la noble raza mexicana!

Buenas vacaciones¡¡¡

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Amigo Diego.

Muchas gracias por tus comentarios.

Los europeos nos han enseñado que el tiempo todo lo cura, y que no existe nada más provechoso que los vecinos trabajen juntos, creo que estamos en ese proceso.

¡También tendríamos que imitar sus envidiables periodos vacacionales.!

Saludos bibliófilos

Fabrino dijo...

Perdón por el off topic.
Diego, con todo respeto, sin ánimo de iniciar una discusión sobre el tema porque éste no es el lugar, y conociendo los ardides del Maine y otros con los que USA justificó la guerra con España, ¿qué esperabas? ¿Qué Cuba y Filipinas continuaran siendo "provincias de ultramar" españolas?

DIEGO MALLÉN dijo...

¡Dios me libre de querer cuestionar el natural movimiento y andares de nuestra madre Clío!

La independencia de América fue el lógico desenlace a la colonización. Constituida la burguesía local el paso siguiente fue levantar la bandera de la independencia, anhelo legítimo y bien sentido, y cortar lazos (económicos, los primeros) con la administración central ultramarina.

Es el devenir de la historia. Lo único que indicaba es que a río revuelto…

Hay un libro que siempre me gustó: Mariano Torrente, Historia de la revolución Hispano-Americana, Madrid, 1829, 3 vols. 4º.

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México