miércoles, 8 de julio de 2009

El famoso cerdo erudito de Londres.



La calma con la que habitualmente amanecía la capital del virreinato de la Nueva España, se vio interrumpida la mañana del martes 13 de octubre de 1801 por el pregón que anunciaba un espectáculo excepcional, la presentación del "cerdo erudito inglés". Como parte de la promoción que se llevó a cabo para su difusión, se publlicó un grabado que ilustraba tan extraordinario animal, en la parte posterior ofrecía la siguiente información:


El Excmo. Señor virrey se ha servido conceder su superior permiso para manifestar en esta ciudad el FAMOSO CERDO ERUDITO DE LONDRES, que se halla en ella, un animal el más digno de ver de quantas curiosidades se han traído a este Reyno.

De todos los animales se creía ser el cochino sin contradicción el más torpe e incapaz de enseñanza , pero el que se ofrece al público convence lo contrario.

"Escribe cualquiera nombre, apellido, verso ó lo que le piden, sea lo que fuere, por medio de un alfabeto que se le tiende en el suelo: forma con números las cantidades que se le piden en las cuentas de sumar, restar multiplicar y partir: dice el número de personas que hay en una pieza, expresándolos el número que hay de Religiosos, Niños, Señores y demás, pone la hora manifestándole un relox en el ojo: conoce los colores: responde a muchas preguntas que se le hacen, por medio de unos Cartones : y adivina la carta que de una baraja toma alguno de los concurrentes, trayendo otra igual á la que tiene otra baraja que se le tiende en el suelo, agregandose algunas otras habilidades.

Se empezó a manifestarse el día 13 del corriente mes en la calle del Parque de la Moneda, poniendo un rotulo en el balcón para que se sepa la casa, dos horas por la mañana y dos por la tarde, siendo estas de las diez a las doce y de las cuatro a las seis, para que en este intermedio se junte la gente que cómodamente puede caber en la sala, y llenos los asientos que en ella se ponen se cierra la puerta para evitar cualquiera desorden que pudiera haber; siendo su paga dos reales cada persona."


Resulta natural que la impresión no sea de gran calidad, sobre todo si consideramos que se trata de papeles que estaban pensados para una duración efímera. Con respecto al grabado se aprecia que no es la clásica representación de un cerdo, se nota que se trató de realizar una imagen muy estilizada con la intención de proyectar en el animal cierta vivacidad e inteligencia, y creo que hasta cierto punto lo consigue el anónimo artista. Por otra parte nos podemos imaginar la tranquilidad que imperaba en la ciudad para que el virrey Felíx Berenguer de Marquina tuviera tiempo de encargarse de ese tipo de asuntos.

9 comentarios:

lamberto palmart dijo...

Curioso papel y curioso cerdito.Los tiempos de bonanza dan lugar a la relajación y, como en este caso el virrey, a que los gobernantes se tomen la molestia de preocuparse de cosas que en momentos más complejos ni siquiera habrían observado.

Saludos bibliófilos.

Galderich dijo...

¿Sabes si este cerdo tuvo descendencia erudita? ¿Continuaron con la erudición de su padre?

Muy bueno el papel y la historia. No me puedo imaginar el espectáculo pero seguro que pagaba los 2 reales!

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Lamberto.
Que tiempos aquellos, ahora tales ocupaciones gubernamentales provocan una mezcla de risa, ternura y nostalgia.

Saludos bibliófilos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.
Ahora si no pude evitar soltar la carcajada...
En realidad dudo seriamente que fuera un cerdo originario de Londres. Pero bueno, todo se vale en el negocio del espectáculo.

Saludos bibliófilos

rui dijo...

Curioso grabado (y muy interesante tu comentario sobre la representación del cerdo) y la historia es bien típica de esta época.
¡Hoy no hay cerdos…pero los gobiernos descubren siempre algo para distraer el pueblo de los asuntos más importantes de sus vidas!
Saludos bibliófilos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Rui.
Gracias por tus comentarios, como mencionas de seguro este tipo de presentaciones se hacían en todas partes, Es cierto ahora el entretenimiento es más sofisticado, pero en el fondo se trata de lo mismo.
Saludos bibliófilos.

DIEGO MALLÉN dijo...

¡Noticia genial!, este tipo de impreso, tan efímero, tan popular y tan real siempre cautiva. Además de su interés histórico está su rareza. ¡A saber las trapalerías que haría el dueño del cerdito ilustrado (que ni más ni menos viene de Londres) para dar respuesta a las preguntas del público inocente. Enhorabuena por la pieza.

Saludos bibliófilos.

PS: ¿tienes impresos relativos al virrey Cruilles? Tengo especial interés por él.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Amigo Diego.
Como dice Galderich, con gusto se pagarían los 2 reales por asistir a la función.
Tengo algunos bandos reales, voy a revisar a ver si encuentro alguno de tu paisano, Gracias por tus comentarios.
Saludos bibliófilos.

Vuelos baratos a Londres dijo...

Que cerdito más listo

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México