sábado, 11 de octubre de 2008

Catecismo Romano, Traducido en Castellano y Mexicano. Fray Manuel Peréz. 1723.

El Catecismo Romano o Catecismo del Concilio de Trento, fue publicado por vez primera en Roma en 1566 en los talleres de Pablo Manuzio. Felipe II le otorgó a Manuzio el privilegio real de edición y circulación exclusiva en los dominios españoles de Italia.
Se tradujo inmediatamente a las principales lenguas europeas. En 1567 el Papa Pío V encargó al Presidente del Consejo de Castilla e Inquisidor General Don Diego de Espinosa, la edición en castellano. La traducción la realizó el teólogo Pedro de Fuentidueñas, la cual fue vetada por la Inquisición Española. Debido a que el Catecismo Romano se vio envuelto en la larga y acalorada polémica suscitada sobre la conveniencia de traducir a las lenguas vulgares los textos sagrados.
Las razones esgrimidas para permitir la traducción de catecismos anteriores y prohibir la del Romano iban en el siguiente sentido:

Del anterior catecismo llamado comúnmente de "Carranza" diría Domingo de Rojas:

"Es manjar recio, duro y más solido que conviene dar a los simples flacos."

Del Catecismo Romano, según Diego de Chavéz:

"Cébalo mucha teología y muy dificultosa para el pueblo"

A pesar del apoyo decisivo de Felipe II y de los constantes intentos del Vaticano para su impresión, la traducción tardó más de 200 años en estar disponible en España.1

Gran sorpresa nos causó conocer la prohibición que pesaba en la península. Existen algunos libros novohispanos, que nos permiten establecer que la suerte que corrió el Catecismo Romano en la Nueva España fue muy diferente, ya que no sólo se realizó la traducción al castellano, incluso fue posible leerlo en náhuatl.
Uno de esos libros es el CATHECISMO / ROMANO / TRADUCIDO EN CASTELLANO, / Y MEXICANO ... por el catedrático de lengua mexicana en la Real Universidad de México, el agustino Fray Manuel de Peréz. La obra fue prologada por Pedro Ramírez del Castillo, con aprobación del P. lector Fr Juan de [S]amorano, impresa en 1723 en los talleres de Francisco de Rivera Calderón en la muy noble, y muy leal, ciudad de México Tenochtitlán. 248p. [28] 4o.

Bibliogafía.
1 Rodríguez Pedro, El Catecismo romano ante Felipe II y la Inquisición Española. Madrid, Ediciones Rial, 1998

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México