jueves, 7 de mayo de 2009

Fr. Vicente Ferrer, Suma Moral para Examen de Curas y Confesores 1778.



La Suma Moral de Ferrer, fue un libro muy común durante el siglo XVIII podría decirse, sin exagerar que se trató de todo un éxito editorial. Se conocen entre otras, las ediciones de 1736, 1754, 1770,1775 en Valencia, la de 1771 en Murcia y la de 1778 en México.


La gran demanda que tuvo el libro se relaciona por la utilidad que ofrecían sus consultas, se convirtió en un compendio que permitió esclarecer de manera rápida y sencilla todo tipo de dudas a las que se enfrentaba un religioso en su ministerio: desde la manera de determinar el grado de parentesco, hasta los indicios que permitían reconocer actos de brujería. Todo esto sin tener la necesidad de recurrir a los grandes y complicados volúmenes en latín que cada caso requería y que no siempre se tenían disponibles. En México gozó de tal popularidad que se le conocía simple y sencillamente como el Ferrer. Así lo nombra Fernández de Lizardi cuando lo menciona en su novela El Periquillo Sarniento.(I;IX)




Pero independientemente de su gran difusión , la edición mexicana de la Suma de Ferrer ofrece algunos datos de importancia sobre los privilegios de impresión y las acuerdos entre editores y libreros. En el libro aparece un documento por medio del cual, el virrey Bucareli le concedió a Manuel Valdés el privilegio para que ningún otro impresor lo pudiese ejecutar durante dos años so pena 200 pesos de multa y decomiso de los ejemplares.




Como es bien conocido Valdés no contaba con imprenta en esos años, el libro fue impreso en la casa de Don Felipe de Zúñiga y Ontiveros, hecho que permitío a los estudiosos como José Toribio Medina desde el siglo XIX, establecer el grado de complejidad de las alianzas comerciales existentes entre Manuel Valdés y Felipe Zúñiga, las cuales les reportaron grandes beneficios siendo la Gazeta de México el mejor ejemplo.



Conocedor de la gran demanda que el libro tendría el virrey tomo la siguiente determinación:

"Y en atención á que el público se surta de los necesarios a un precio cómodo, teniendo presente lo muy costosos que son las impresiones del Reyno, ha asignado a la presente, que sale a la luz en dos tomos, el valor de siete pesos".

7 comentarios:

lamberto palmart dijo...

En primer lugar lo que más me llama la atención, es la buenísima condición interior de este libro, aunque la encudernación este algo deslucida, el interior es perfecto. San Vicente Ferrer es muy entrañable para mi, valenciano, mi bachiller lo hice en los Dominicos y este santo predicó por las tierras del sur de Teruel donde aun quedan vestigios en algunas casas, como su lema "Fes be".
Interesante la preocupación del virrey por la difusión asequible de la cultura.

Saludos bibliófilos.

DIEGO MALLÉN dijo...

¡Qué interesante obra de este dominico valenciano!: Fray Vicente Ferrer nació en la villa de Traiguera, provincia de Castellón en 1675 (Ver Ximeno, Escritores del Reyno de Valencia, Valencia, 1769, vol.2, págs. 259-260).

De la obra que nos ofreces indica Palau, 90.402, se hicieron numerosas ediciones, la primera Valencia, 1736 siendo la tuya la séptima general y primera impresa en México e Hispanoamérica.

(El nombre del autor, puede llevar a confusión con San Vicente Ferrer, Santo Patrón de Valencia).

Saludos cordiales y bibliófilos.

lamberto palmart dijo...

Lapsus terrible que me sonroja, no conocía este otro Vicente Ferrer y tampoco me he fijado con lo de "Fray". Solo conocía al Santo y al jesuita que lleva la fundación de su mismo nombre.

Gracias Diego por tus inestimables conocimientos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Lamberto.
Nuevamente te agradezco tu visita y tus comentarios, A pesar del constante uso al que debió de estar sometido, el libro se ha conservado bien a diferencia de la encuadernación,aunque tiene la ventaja de ser la original.
Te platicó, cuando adquirí el libro, pensé que se trataba del Santo y no del Fraile, ya con más detenimiento me di cuenta que se trataba de otra persona.¡A que costumbre tan difundida de ponerse los nombres de los santos!. Aquí existen miles de Sor María de Guadalupe. Solo nos queda compadecer a los investigadores. (Dicen las malas lenguas que el virrey llevaba su parte en este tipo de privilegios)

Diego. Gracias por los datos. Se que hace no mucho, se editó nuevamente en España.

Saludos bibliófilos.

Galderich dijo...

Veo que no soy el único que ha caido en el equívoco del nombre. El Fr. también me pasó por alto!

Estos compendios religiosos como bien dices son muy interesantes porque con pocas palabras han de resumir todos los compendios teológicos por lo que son muy practicos para consultas rápidas.

Gracias por dar a conocer un libro de este tipo, lo tendremos en cuenta.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.
No resulta difícil imaginarse al cura de una retirada aldea tener consultando al Ferrer como guía principal para resolver todos los asuntos de la materia.
Gracias y saludos bibliófilos

mery dijo...

hey! cómo estás? espero que bien! Navegando por la web me encontré con tu blog y ya que estoy por acá aprovecho para recomendarte una página nueva que encontré y que me pareció muy buena. Es una red social de gente que le gusta el deporte y el ejercicio. Tiene muchas funciones útiles, podés llevar un registro de tus actividades y rutinas, de tu alimentación y dietas, llevando un control saludable de tus comidas. También podés llevar un registro de tus medidas y calcular tu peso ideal de acuerdo a tu edad, tu sexo, tu altura y tu peso.

ojalá te sea útil.

que tengas una buena semana :)


Te dejo el link: http://www.masejercicio.com/

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México