miércoles, 9 de diciembre de 2009

Mujeres y libros.




El pasado lunes fue uno de esos raros días en que la generosidad de la ciudad se manifestó permitiendo a los conductores transitar sin embotellarse por avenidas que normalmente parecen estacionamientos. No hubo marchas, bloqueos, ni accidentes, permitiendo recorrer un trayecto que normalmente llevaría 45 minutos, en tan sólo 15.

Un regalo inesperado de media hora es algo que no se puede desaprovechar, haciendo memoria ubiqué las librerías de ocasión de la zona y me decidí por un pequeño establecimiento, del cual siempre salgo con algo interesante en las manos.
En esta oportunidad fueron los Poemas Escogidos de Efrén Rebolledo*, impreso por Editorial Cvltvra. tal combinación, no me dejó otro remedio que llevarmelo. Del autor ya había tenido el gusto de leer la novela Salamandra y los celebérrimos poemas de Caro Victrix. En la primera hojeada dí con un poema que no conocía, pero de manera inmediata me atrapó y creo puede ser del agrado de alguna de las personas que tienen la bondad de visitar este espacio.


Mujeres y libros.

Bellas mujeres de blancura
deslumbradora y fino cuello,
que perseguimos con locura
por vuestra tez nevada y pura
y vuestro undívago cabello;

lindas mujeres de vestidos
de seda y raso coruscantes,
que perturbáis nuestros sentidos
con vuestros labios encendidos
y vuestros ojos fascinantes;

libros que sois amigos fieles
y que en tallados anaqueles
nos conserváis vuestro tesoro
de raros broches, blandas pieles,
suave papiro y cantos de oro;

libros ornados de iniciales
rojas y artísticas viñetas
que en vuestras hojas virginales
los pensamientos inmortales
guardáis de sabios y poetas;

porque sois lumbre de entusiasmo
y manantial de eterno gozo,
porque sois lumbre de alborozo,
y sacudís hasta el espasmo
y conmovéis hasta el sollozo;

porque sois fuente de alegrías,
y estimulantes de energías,
y en nuestras rutas desoladas
sois cual Beatriz, nuestras amadas,
y cual Virgilio, nuestros guias;

porque sois foco de ambiciones,
y dulce fruto de placeres,
y fuerte vino de emociones,
porque sois prismas de ilusiones,
os amo, libros y mujeres.



* Efrén Rebolledo. Actopan 1877, Madrid 1929.
Poemas Escogidos. México. Editorial Cvltvra . 1939

8 comentarios:

rui dijo...

Caro Marco Fabrizio

¿También te gusta la poesía?
A pesar de autor desconocido para mi gusté del poema. Muy buena la comparación de la mujer y de los libros.
¡Hay siempre algo de nuevo cuando se mira con atención o un libro o una mujer!

Saludos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Estimado Rui.

Siguiendo tu buen ejemplo , subí estos versos.
Disfruto la poesía,sobre todo cuando toca temas tan cercanos.
¡Que bueno que te gustaron!

Saludos bibliófilos.

Galderich dijo...

Todo lo que és pasión desemboca en la poesia.
Para mi tambien es un poeta que desconocía. Gracias por mostrar un ejemplo de su obra.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.

Aquí Rebolledo fue muy conocido por ser a quien se le atribuye haber publicado los primeros poemas eróticos en México, en la actualidad su obra, se encuentra casi olvidada.

DIEGO MALLÉN dijo...

¡Magnífico poema! es que no hay fórmula más sublime para dejar transcurrir el sueño de la vida: mujeres y libros, libros y mujeres... y buen vino¡¡¡

Saludos bibliófilos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Diego.

Completamente de acuerdo en agregar un buen vino.

Saludos bibliófilos.

Libros Rodantes dijo...

Cabe destacar que Rebolledo tradujo las obras de Oscar Wilde al castellano.

Marco Fabrizio dijo...

¡Hola Libros rodantes!

Tienen razón, es un dato importante de destacar. Rebolledo fue el primero en traducir "La Tragedia de Salomé" para publicarla en Editorial Cvltvra, el librito es una verdadera joya.

Muchas gracias por el comentario.

Saludos

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México