sábado, 27 de febrero de 2010

Un impreso de Joaquín Ibarra destinado a México.


Se cuenta que mientras San Ligorio brindaba asistencia en el lecho de muerte al Papa Clemente XIV, de los secos labios del pontífice salió la frase que anteriormente le había escuchado muchas veces "compulsus feci" por fuerza he obrado. La frase pretendía justificar el acontecimiento que lo perturbó desde el 21 de junio de 1773 hasta el fin de su vida y por el que la historia lo recuerda. En esa fecha expidió la Bula que decretó la extinción de la Compañía de Jesús en todo el mundo.

En esta ocasión queremos destacar un aspecto no tan conocido de Clemente XIV. Durante su breve pontificado el Papa tuvo algunas deferencias nada comunes hacia la diócesis mexicana.

- Otorgó diversas indulgencias a la Colegiata, al Santuario de la Bufa en Zacatecas, y a numerosas iglesias en la ciudad de México
- Aprobó todos los procesos encaminados a la beatificación del obispo Juan de Palafox.
- Brindó apoyo incondicional a la orden hospitalaria americana de los Betlemitas.
- Concedió en Mayo de 1771 el Oficio de la Preciosa Sangre a México. El officium u oficio es el rezo diario, de los eclesiásticos . La designación de uno, para el uso particular del Arzobispado mexicano debió de haber sido motivo de regocijo, ya que era una forma de reconocer la creciente importancia de la iglesia mexicana.
El primer paso para instituirlo era contar con ejemplares en los que se pudiera dar lectura, tal requerimiento fue encomendado al impresor Joaquín Ibarra.



La impresión en España de libros destinados, o escritos en la Nueva España no era un evento inusual, el elevado costo del papel fue desde el siglo XVI la principal limitante para el desarrollo de las impresiones novohispanas. En ocasiones mandar imprimir un libro a España aún sumando los gastos del transporte resultaba más barato, que hacerlo en el país. Innumerables libros siguieron ese camino, lo que no resulta muy frecuente era que el destino apareciera de manera explícita en el texto.




Si pudiéramos hablar de libros en términos enológicos, no dudaríamos en decir que la añada de 1772 fue excelente para la casa de Joaquín Ibarra. Por eso es que la relación del impresor y la fecha siempre ponen en alerta a los sentidos. El impreso posee todas las características que le han dado merecida fama al impresor, incluyendo un grabado de Juan Bernabé Palomino.






Officium Pretiosissimi Sangunis Domini Nostri Jesu Christi Duplex Primae classis Pro Clero Saeculári, & Dioecesis Mexicánae. Matriti 1772/ Apud Joachimun Ibarra , Cathólica Régiae Majestatis Týpographum.

[2] , 125 , [1] p., [1] h. de grab. ; 12°
Sign. : A-E12, F4 Portada y texto a dos tintas. Latín

Bibliografía.

Andrade, Vicente de Paula. Los Sumos Pontífices Romanos y la Iglesia Mexicana. México, Tip. " La Europea" de J. Aguilar Vera, 1903.


14 comentarios:

Galderich dijo...

Una impresión muy bella, además del aguafuerte de Palomino. Lo que desconocía (¡entre tantas cosas!) es que México importaba libros de España por un tema del coste del papel.
Hermoso ejemplar.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.

Hace unos días, me comentaba un librero que menos del 5% del libro antiguo que ofrece fue impreso en México. No sabemos con certeza la cantidad de libros que se importaron hasta el s. XVIII pero fue una cantidad considerable. Espero poder subir algo más sobre el tema en el futuro.
Saludos

Diego Mallén dijo...

En efecto, impresión regia la de esta producción de Ibarra. Hermoso ejemplar muestra del buen hacer del maestro Ibarra.

las impresiones a dos tintas tienen un especial encanto...

El grabador no es Antonio Palomino autor del Museo Pictórico y que en Valencia dejó dos muestras impresionantes: la cúpula de la Basílica de la Virgen de los Desamparados, patrona de la Ciudad y todos los frescos de los techos de la iglesia de los Santos Juanes, que lamentablemente desaparecieron por el efecto del humo al ser saqueada e incendiada la iglesia en 1936 por los marxistas. Ahora se está intentando su recuperación.

El grabador, decía y perdón por desviarme, es sobrino de Antonio Palomino.

Saludos bibliófilos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Estimado Diego.

Es verdad Antonio Palomino, ya había muerto para el momento en que se imprimió el libro. La inscripción en el Grabado (J. Palom° lo gra°) me decidio a atribuirlo a Juan Bernabé Palomino quien efectivamnete es su sobrino. Dude un poco debibo a la edad, pero al saber que abandonó la viudez y contrajó segubndas nupcias en 1769 me convencí que se trataba de él.

"si tienes animo para un segundo matrimonio, bien puedes seguir grabando"


Gracias y saludos bibliófilos.

lamberto palmart dijo...

Bella tipografía la del libro que nos ofreces ¡que se puede esperar de Ibarra!

Me llama la atención, al igual que Galderich, el hecho de que fuera más barato imprimir en España y enviar los libros, que hacer lo propio en México.

Saludos bibliófilos

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Lamberto.

Lo más curioso, es que a pesar del altísimo costo del papel y la dependencia casi absoluta de las importaciones.
La producción novohispana fue muy abundante.
Subiremos algunas noticias sobre el asunto.

Te envío un fuerte abrazo.

bibliotranstornado dijo...

¡Que bonito! Tengo debilidad por este impresor. Gracias por compartirlo.

Besos y abrazos.

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Bibliotranstornado.

Coincido contigo, cualquier oportunidad de hacerse de un Ibarra hay que aprovecharla.

Saludos bibliófilos .

Franz Rogar dijo...

El ejemplar es precioso y es otra muestra del Impresor (por antonomasia :-) )

Es una lástima que no se encuentre digitalizado en la red para poder disfrutar de él en su totalidad :-(

De cualquier modo, muchas gracias por mostrarlo :-)

Franz Rogar dijo...

Si antes respondo, antes lo encuentro digitalizado >.<

Pongo el enlace por si a alguien le interesa :-)

http://cdigital.dgb.uanl.mx/la/1080046256/1080046256.html

Franz Rogar dijo...

Lo prometo, es el último mensaje que escribo «de seguido»...

A la versión digital de Nuevo León le falta por digitalizar la última hoja (número 126v.) ...

Si alguien conoce una versión íntegra, estaría más que agradecido de que lo diera a conocer. Muchas gracias y perdonad por las molestias :-)

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Franz Rogar.

Muchas gracias por loss comentarios y por compartir el enlace de la UANL.
La UANL ha realizado una encomiable labor, siendo de las primeras bibliotecas en México en digitalizar sus ricos fondos.
He visto libros que pertenecieron a la legendaria biblioteca del Obispo Emeterio Valverde y que ahora le pertenecen.

Mi ejemplar se conserva completo, añado a la entrada la imagen de la p. 126 v.
No es ninguna molestia. al contrario

Saludos.

Julián dijo...

Hola a todos,
Tengo un ejemplar impreso por Joaquín Ibarra del 1970 y quisiera saber si tiene algun valor... Tiene las pastas de cuero relieve en oro en el filo de las hojas.
Se trata de un misal de semana santa que parece que esta dedicado..
Si alguien pudiera orientarme le estaria agradecido ya que de tener valor tengo la necesidad de desacerme de el.
Gracias

Marco Fabrizio dijo...

Julián.

Además de la fecha 1790?, y el impresor, para poder ofrecer alguna mejor idea del valor de tu libro, sería muy bueno que nos compartieras el título del mismo.

Saludos

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México