lunes, 7 de marzo de 2011

XXIII Feria del libro de ocasión.


A pesar de que  el pasado domingo concluyó la  XXIII Feria del libro de ocasión, no  queremos  dejar pasar el momento para  hacer unos comentarios sobre el evento. La  feria  continua siendo la  mejor oportunidad de adquirir libro antiguo en la ciudad, la sede en donde se llevó a cabo fue nuevamente el Casino Metropolitano  en  la  calle de Tacuba # 15.  La oferta de libros  sigue en aumento,  fue  posible   encontrar  gran  número de  primeras ediciones, así como una buena  oferta para  los  bibliófilos  que  gustan de los siempre atractivos libros  impresos en  los  años  veintes, no  faltaron impresos  europeos del XVIII  y una  variada  selección  de libros mexicanos del XIX, además  se ofrecieron  algunos  ejemplares que  despertaron  gran interés, ya  que  no es  común  verlos  en comercio, observamos  con particular atención  La  Rhetorica  Christiana de Fray  Diego de  Valadés  (Perugia  1579) libro  en muy  buen estado y  con  todas  sus  láminas, otra  pieza que nos pareció interesante fue  uno de los famosos  mapas  de la  firma  Colton,  representando  el territorio de  los   Estados  Unidos  en 1845,  estos atributos   lo  convierten en una  pieza de gran  valor  histórico.
 El  número de   libreros  participantes se  incrementó, así  como la   atención  que   prestaron  los medios tradicionales de  comunicación para  dar  difusión al encuentro. 


 Todos  los años los  organizadores  obsequian  un folleto  que   contiene  una selección de  textos  sobre  la  historia del libro en la  ciudad, y alguna noticia   sobre el trabajo desarrollado por los libreros.
El mensaje de los  organizadores en esta edición  no puede  ser más oportuno  y salió al  paso  sobre algunos  comentarios  en contra  del evento. La  Feria del libro Antiguo y de ocasión se  celebra al mismo tiempo  que la  Feria Internacional de Minería , tal  situación ha  dado pie  a que  algunas personas las  consideren  como competencia. Los   organizadores  mostrando  dotes de pitonisos  se  adelantaron al escribir,    que la  venta de libro antiguo  es  un  acto que  viene a  complementar  la   que  se lleva  en el Palacio de Minería donde se  ofrecen  novedades  editoriales. Sorprende que   algo  tan evidente como la  naturaleza  tan diferente de una  y  otra  feria, pueda ser  motivo de  inquietud  para algunas  personas.

La Coalición de libreros anunció que se van a implementar a partir de este año dos ferias más de libro antiguo en la  ciudad, duplicando  las  que  actualmente existen, una  noticia  que se  recibe  con gran entusiasmo y que de alguna manera muestra el creciente  interés  por la bibliofilia.








4 comentarios:

Galderich dijo...

Buena noticia acerca de la Feria y esperemos que a pesar de la crisis general se puedan multiplicar las ferias como esta (coincidan o no con las de las editoriales) porque indicará que la cosa empieza a funcionar...

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Galderich.

Vamos a ver que tal resultan, la siguiente ya la programaron para finales de abril, con motivo del día internacional del libro.
Saludos.

Bach dijo...

¡Que buena noticia es que una Feria como esta tenga buena salud!Es un síntoma de que el amor a los libros no se está perdiendo a pesar de las nuevas tecnologías.
Un abrazo, Marco.
Alfonso

Marco Fabrizio Ramírez Padilla dijo...

Estimado Alfonso.

Afortunadamente hay indicios de que existe un creciente interés por el libro antiguo, esperemos que se mantenga por mucho tiempo.

Un fuerte abrazo

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México