jueves, 28 de agosto de 2008

El Bernardo o la Victoria de Roncesvalles. Bernardo de Balbuena.


En 1595 el cura de la entonces remota y pequeña aldea de San Pedro Lagunillas, en el actual estado de Nayarit , escribió aún siendo muy joven, un poema inscrito en la tradición literaria de la épica caballeresca y culta. Un poema grandioso por su extensión, ya que está compuesto de cinco mil octavas reales, es decir un total de cuarenta mil versos, divididos en veinticuatro libros. Resultó enorme también en cuanto a su calidad, al grado de que en el pasado se le consideró como una de las obras maestras de la literatura en español. Lope de Vega, Voltaire, Chateaubriand no escatimaron elogios para esta obra; mas cercano a nosotros, Pedro Enriquez Ureña consideró que la de Balbuena es la principal contribución de hispanoamérica al barroco en literatura, Decía "Su Bernardo es comparable, en magnitud al convento de Tepotzotlan".
El argumento del poema se construye utilizando como estructura básica la leyenda medieval del héroe español Bernardo del Carpio, que surge en oposición a la gesta de Roldan y a la versión francesa de Roncesvalles.
Bernardo del Carpio infringe una terrible derrota a Carlo Magno y a los doce pares de Francia. El autor le adiciona al poema una serie de elementos idílicos, viajes fantásticos, episodios históricos, personajes mágicos, como hadas y brujos . La mezcla de todos los elementos es escenificada en Europa, África y América. Esto convierte al poema en una travesía que nos remonta a los orígenes godos de los caballeros españoles y finaliza con la conquista y poblamiento de América. Es un poema que exalta la grandeza del mundo hispánico del siglo XVII el cual es personificado en la figura de Bernardo .
Entre los libros que componen el poema, el decimoctavo y el decimonono del Bernardo resultan particularmente interesantes; en ellos se narra el fantástico viaje del sabio Malgesí en una nave voladora, en la que visita la luna, y desde allí viaja a las Indias Occidentales, en especial a la Nueva España en donde comienza a perfilar el amor y la admiración que Balbuena profesó a esta tierra. Es en la Nueva España donde el mago tlascalán ataja el vuelo de Malgesí y le muestra las maravillas de su cueva.
El Bernardo o la Victoria de Roncesvalles se imprimió por vez primera en 1624 se reeditó en 1808 (en la legendaria imprenta de Don Antonio de Sancha) , luego en 1851 (Biblioteca de autores españoles) siendo la penúltima edición la de 1852 (Gaspar y Roig). En 1988 la SEP en su colección quinto centenario editó una selección del poema acompañado de un estudio introductorio realizado por Noé Jitrik . El tiraje fue de diez mil ejemplares, cantidad que sobrepasó por mucho la demanda de los lectores "Balbuenistas" circunstancia que hace posible localizar con facilidad ejemplares a la venta a cambio de unos cuantos pesos.
El hecho de que Bernardo de Balbuena haya nacido en España, no representó ningún obstáculo para que Menendéz Pelayo afirmara, que Balbuena, en rigor, es el primer poeta genuinamente hispanoaméricano.
Balbuena el excelente poeta que pensaba que "toda compostura del mundo es una poesía y un verso espiritual" Debe ser recordado y sobre todo releído.

Tomado de. Ramírez Padilla, Marco F. Diacronìas Revista de Divulgación Histórica, Año 1 número 1, México, Palabra de Clío. 2007
Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México