martes, 2 de septiembre de 2008

El FIN DE NADA Y EL PRINCIPIO DE TODO. Calendario de Porrúa Hermanos 1957.



En diciembre de 1956 algunos afortunados se regalaron o les regalaron el calendario publicado por Porrúa El fin de nada y el principio de todo, un libro cuya lectura se convierte en una verdadera satisfacción para el que se deleita con noticias relacionadas con la bibliografía mexicana.
El libro como cualquier calendario consta de doce secciones correspondientes a los meses del año, la diferencia radica en que se acompaña con pequeñas notas literarias de la época virreinal mexicana localizadas y seleccionadas por Felipe Teixidor, además, los breves textos se amenizan con más de 120 ilustraciones provenientes de nuestras prensas novohispanas: emblemas, capitulares, viñetas, bigotes, orlas, remates, cornucopias, y ángeles rechonchos. Otro acierto de la presentación del volumen reside en el bien balanceado empleo de los diversos cuerpos de la familia de tipos Bodoni - 6,8,10 y 12 puntos-, alternados entre sí.
Los breves textos son notas curiosas extraídas de manuscritos, impresos raros, obras anónimas, manuales devotos, hojas volantes y libros de cocina de otros siglos que permiten asomarse un poco a la singular belleza de las creaciones novohispanas.
La elección de los pasajes reproducidos, así como el orden en que aparecen sólo pueden ser entendidos como la obra de una persona con un gran conocimiento y admiración por las letras nacionales. Esta memorable obra nos recuerda un poco a las publicaciones de Ignacio Cumplido, aunque a diferencia de ellas, en la obra recopilada por Teixedor todo es de mexicanísima procedencia.

Felipe Teixidor Recopilador, El fin de nada y el principio de todo, México, Editorial Porrúa, 1956, 209 pp., 2 hh.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.
PlanetaMexico: buscador de México